Tag Archive for censos

Nueva estima poblacional para la pardela balear: ¿debemos bajar la guardia?

Recientemente la prensa y las redes sociales se han hecho eco de una buena noticia para nuestra especie de ave más amenazada, la pardela balear (Puffinus mauretanicus). En efecto, un estudio publicado este año en la revista Bird Conservation International apunta a una población global de unos 25.000 ejemplares, duplicando las estimas previas. El estudio se basa en datos del Programa Migres, y consiste en el censo de pardelas baleares desde costa en el Estrecho de Gibraltar, en el periodo en que abandonan el Mediterráneo, tras la cría. La información concuerda con otro estudio de SEO/BirdLife, que siguiendo un enfoque distinto (el censo de aves en aguas de la plataforma mediterránea ibérica a su regreso del Atlántico)  obtuvo resultados similares. De hecho, un artículo previo ya describía ambos estudios de forma conjunta, si bien en esta ocasión se aporta más detalle al método empleado para las estimas en Gibraltar. En su día la web de SEO/BirdLife ya difundió la noticia, que también queda reflejada en el Plan de Acción internacional para la conservación de la especie. Pero en vista del resurgimiento del tema, parece oportuno volver a comentarla. [more…]

La nueva estima, en efecto, representa una buena noticia. Pero hay muchos matices a tener en cuenta, y debe evitarse la lectura fácil, en clave optimista: si la población se duplica, tal vez la especie no esté tan amenazada como se creía.

Por desgracia, la situación no permite lanzar cohetes, y debemos evitar bajar la guardia. Por varias razones, entre las que cabe destacar dos:

  1. La población sigue estando en declive. La nueva estima no quiere decir que la población haya crecido, sino que la especie está mejor estudiada.
  2. La relación entre población global (nueva estima) y población reproductora (en la que se basaban anteriores estimas) es compleja, e inferir una a partir de la otra puede acarrear errores notables.

Las estimas en el mar indican que la población global de pardela balear podría ser mayor de lo que se creía, pero aún queda por aclarar la relación entre población global y población reproductora.

 

Población en declive

Desarrollando el primer punto, en efecto todo apunta a que la población reproductora sufre un fuerte declive, a un ritmo de más del 7% anual (es decir, cada año desaparece un 7% de la población). Este es el motivo por el que se la clasificó como En Peligro Crítico en 2004, gracias a un estudio del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA–CSIC/UIB), que indicaba que al ritmo de decrecimiento descrito la especie se extinguiría en un promedio de poco más de 40 años. En 2012, ante las nuevas estimas de población reproductora (que pasaba de 2.000 a 3.200 parejas) y de población global (25.000 aves), así como algunas mejoras en el modelo empleado para predecir el tiempo de extinción, se revisó esta “sentencia de muerte”. Como la cifra de aves reproductoras no parecía acorde con la de población global (ver más abajo), se plantearon dos escenarios distintos: uno con 3.200 parejas reproductoras (la estima sobre el terreno), y otro con 7.000 parejas, más acorde con la nueva estima global de 25.000 individuos. La probabilidad media de extinción se alargó a 75 y 85 años, según el escenario.

Es decir, que con una población dos veces mayor, ganaríamos 10 años de margen, pero la sentencia seguiría siendo la misma: extinción en menos de un siglo.

El parámetro decisivo en el modelo, por tanto, no es el tamaño poblacional, aunque obviamente a mayor población de partida, más tiempo ganaremos. El problema radica en la tendencia poblacional, que a su vez está muy influenciada por la tasa de supervivencia de los adultos. En especies de vida larga como las pardelas, la supervivencia anual suele ser superior al 90% (es decir, por lo menos 9 de cada 10 adultos sobreviven de un año al siguiente). En el caso de la pardela balear no alcanza el 80%, y esto explicaría el declive de la población:

Mueren más aves de las que se pueden “reponer” a partir de nuevos nacimientos, y eso se traduce en una población menguante.

El talón de Aquiles del modelo es que las estimas de supervivencia adulta se basan en datos de hace más de una década. Pero el mismo equipo del IMEDEA está trabajando en actualizar esta información, y todo apunta a que el panorama es similar hoy en día. La razón parece radicar en el mar, donde morirían más aves de lo esperable, y el principal sospechoso son las capturas accidentales. Esto sin descartar el efecto de otras presiones, tanto en el mar (contaminación, sobreexplotación pesquera, cambio climático, etc.) como en las colonias (depredadores introducidos, degradación del litoral). Mientras no se mitiguen estas presiones, la tendencia poblacional no se revertirá, y la extinción llegará tarde o temprano.

Discrepancias en las estimas

Hay que distinguir entre población global y población reproductora. Generalmente las poblaciones de aves se estiman en base a la segunda, de forma que se ofrece el número de parejas reproductoras. A menudo se infiere la población global de determinada especie a partir del número de parejas reproductoras, aplicando la regla (sencilla pero falaz) de que por cada pareja hay 3 individuos (es decir, en promedio un joven por cada dos adultos reproductores). Esta relación se puede refinar mucho si se conocen bien los parámetros demográficos de la especie en cuestión, pero inferir población global a partir de población reproductora, o vice-versa, siempre está sujeto a posibles sesgos.

En el caso de la pardela balear, y partiendo de la estima de parejas reproductoras, se infería una población global que rondaría los 10.000-15.000 ejemplares, teniendo en cuenta la información demográfica disponible. Por la misma regla de tres, para explicar un total de 25.000 individuos, la población reproductora debería acercarse a las 7.000 parejas. Pero hay mucha incertidumbre sujeta a esta relación, y por ahora la única información disponible indica que la población reproductora es menor, concretamente 3.200 parejas. Es probable que esta cifra esté infraestimada, pues la pardela balear suele criar en grietas y cuevas situadas en acantilados e islotes de difícil acceso, a los que acude de noche, y por tanto no todos los nidos son accesibles para su recuento: las estimas a menudo deben inferirse, mediante métodos diversos.

La pardela balear cría en acantilados e islotes, lo que suele dificultar el censo de parejas reproductoras y el seguimiento de las parejas reproductoras. En la foto, técnico de SEO/BirdLife trabajando en un islote del poniente de Ibiza

 

Así, puede que algunas colonias cuenten con más parejas de lo que se cree, o que otras estén aún por descubrir. Pero seguimos teniendo una especie endémica de Baleares (por lo menos eso indican las evidencias disponibles), que acusa un fuerte declive, y que cuenta con una población modesta (sean 3.000 o 7.000 parejas).

“Por tanto, la situación sigue siendo muy preocupante, y no podemos bajar la guardia.”

¿Qué hacer?

Para entender mejor la dinámica de la población, es esencial contar con un buen programa de seguimiento en las zonas de cría, que permita estimar bien la población reproductora y, más importante, evaluar adecuadamente la tendencia poblacional de la especie. Para ello es prioritario establecer colonias de referencia que, mediante un seguimiento anual permitan evaluar los parámetros demográficos clave (supervivencia, productividad, edad de primera reproducción, etc.). En años recientes se ha retomado este tipo de trabajo en dos zonas, Dragonera-Sa Cella (sur de Mallorca) y los islotes del poniente de Ibiza, en el segundo caso con la implicación directa de SEO/BirdLife. Pero el trabajo es aún incompleto, y debe consolidarse con el apoyo de las administraciones. Al mismo tiempo, es esencial realizar una buena evaluación del impacto de distintas amenazas: presencia e impacto de los depredadores introducidos en las colonias de cría, evaluación del impacto de las capturas accidentales, etc.

 

Y más allá de entender el problema, es necesario tomar medidas para revertirlo, buscando la cooperación de todos los sectores implicados.

En estos momentos la clave parece radicar en las capturas accidentales, por lo que deben destinarse esfuerzos a buscar medidas de mitigación eficaces, trabajando con los pescadores para solucionar un problema común. Es todo un reto, pero hay experiencias exitosas en otras regiones del planeta que nos muestran el camino a seguir. Por otro lado, no hay que olvidar el resto de amenazas. Mención especial merecen los depredadores introducidos, y especialmente los gatos, ya que depredan sobre los adultos, a menudo varios a la vez. En este caso hay que trabajar con la población local para buscar la solución más adecuada, evitando herir susceptibilidades.

 


Pep Arcos es miembro del grupo de expertos con el que cuenta el MAGRAMA para hacer el seguimiento de la estrategia de conservación de la pardela balear, y forma también parte del Grupo de Poblaciones y Estado de Conservación de Aves Marinas del convenio ACAP, que incluye a la pardela balear como especie prioritaria.


 

 Mas información:

http://www.seo.org/blog/temporales-y-mortandad-de-aves-marinas-a-que-nos-enfrentamos/

http://www.seo.org/2014/04/01/proyectan-un-hotel-en-un-islote-desierto-donde-vive-el-ave-mas-amenazada-de-europa/

http://www.seo.org/blog/capturas-accidentales-de-aves-marinas-por-jose-manuel-arcos/

http://www.seo.org/2015/02/05/seobirdlife-se-embarca-en-el-nuevo-seabird-task-force-de-birdlife-en-europa/

http://www.birdlife.org/europe-and-central-asia/programmes/seabirds-and-marine-europe-and-central-asia

http://www.seo.org/aves-marinas/

Listos para participar en el Atlas de Aves Reproductoras en España

Otro emocionante proyecto se pone en marcha en SEO/BirdLife: un nuevo atlas. Ahora toca poner al día el Atlas de las aves reproductoras publicado ya hace 11 años. Como me gusta tanto salir al campo será otra nueva excusa para poder pajarear y a la vez generar información que sea útil para la conservación de las aves.

Blas Molina, autor de este blog, observando aves en Santander junto a otros compañeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque se puede elegir diferentes formas de proporcionar los datos, yo voy a por la más exigente: hacer recorridos o transectos. Esto te permite caminar y disfrutar de los cantos de las aves, a la vez que cuentas. Matemáticas, ejercicio físico y música, actividades recomendadas para el culto al cuerpo y para la salud.

[more…]

Prismáticos y libreta, y a madrugar y disfrutar de la primavera. Abubilla aquí y calandria allá, se avanza y se cuenta. Si los números no van contigo, entonces puedes contribuir con un listado, cotilleando lo que hacen cada una de las especies que ves: si defienden su territorio, si hacen nidos, si ceban a los pollos, entre otras muchas tareas para sacar adelante nuevas generaciones.

 

En los próximos cuatro años se explorarán los diferentes hábitats que componen nuestra biodiversidad

Paisajes y ambientes diferentes, desde playa y costa a alta montaña. Lugares alejados y desconocidos hasta hora para mí y cercanos a donde vivo o habitualmente salgo a ver pájaros. En los próximos cuatro años se explorarán los diferentes hábitats que componen nuestra biodiversidad para conseguir una imagen de la distribución de nuestras aves y poder valorar los posibles cambios, avances o retrocesos.

 

Esta foto fija, proporcionada por la cámara fotográfica del trabajo de unos miles voluntarios, es una herramienta magnífica para contribuir a la conservación de las aves. Además, cada nueva actualización de este tipo de trabajos de SEO/BirdLife aumenta la resolución de la información y va puliendo y afinando en el conocimiento de muchas especies de aves.

 

No lo dudes, anímate a disfrutar del momento y a la vez que disfrutas puedes aportar una preciosa información.

 

Todos aquellos que quieran participar en la elaboración del Atlas de las Aves Reproductoras en España pueden inscribirse y obtener más información accediendo a la aplicación online de este enlace. El atlas será una herramienta de conocimiento y conservación básicas, ya que al establecer los parámetros básicos sobre el estado de todos los taxones de nuestro territorio orientará las prioridades de conservación en el futuro. 

 

Blas Molina es técnico de SEO/BirdLife y trabaja en el Área de Seguimiento de Aves.

 

 

 

 

La fuerza que mueve el mundo

La unión hace la fuerza. Voluntarios de SEO/BirdLife colocando un nido para águila pescadora en las marismas de Santoña.

¿Quiere saber quien es usted? Muy sencillo, diríjase al espejo más cercano, verá a una persona que seguramente pase muchas horas delante del televisor o de su ordenador viendo lo mal que están las cosas y lo fácil que sería en muchos casos arreglarlas con un poco de voluntad y esfuerzo. Delante de usted tiene la solución, esas horas sobrantes, ese tiempo muerto que no se dedica a nada… pueden ayudar a salvar el planeta. Esa fuerza capaz de mover el mundo no es otra que la voluntad, el esfuerzo y el compromiso, y usted está a punto de dar ese paso definitivo que diferencia a una sociedad activa que se moviliza y trabaja para solucionar los problemas, de otra que se muestra pasiva ante ellos. [more…]

Muy bien! ahora que ya sabemos el potencial que tenemos, hay que ponerse en marcha y no perder esa energía inicial, y canalizarla del modo adecuado antes de que el sofá y la pereza nos atrapen de nuevo. ¿Cómo?

Hay que reconocer que a veces da mucha pereza ponerse solo a hacer algo, pero no nos preocupemos, no estamos solos y hay muchas personas como nosotros que también quieren echar una mano. Que la unión hace la fuerza lo saben desde hace muchos años los movimientos sociales, y por eso es tan importante asociarse y apoyar a aquellos movimientos con los que nos sentamos identificados y en los que podamos aportar lo mejor de nosotros. Centrándonos en el tema ambiental, y más concretamente en la conservación de la biodiversidad, el apoyo y la implicación que podamos aportar resultan cruciales.

Las organizaciones ambientales siempre andan escasas de presupuesto y recursos, y esas fuerzas y energías provenientes de la sociedad pueden ayudar y mucho, sobre todo si están bien canalizadas y se ponen en el lugar y el momento adecuados. El resultado a veces es milagroso.

"Atlas de las aves en invierno", realizado gracias a la ayuda de 2.600 altruistas colaboradores

En esta casa, SEO/BirdLife, la aportación de los voluntarios nos ha resultado crucial para poder poner sobre la mesa la situación de nuestra avifauna, herramienta básica para poder afrontar con garantías la ingente labor conservacionista. Y la última muestra de estas capacidades es el Atlas de las Aves en invierno en España, que saldrá publicado en breve, y que se ha hecho gracias a la participación de 2.600 personas, un claro ejemplo de lo que hablamos.

Pero si no sabes de pájaros, también puedes ayudarnos. En el 2012 movilizamos cerca de 6.000 voluntarios en toda España que se dedicaron a la plantación de árboles, la instalación de cajas nido, eliminación de flora exótica, la restauración de dunas costeras, la creación de charcas para anfibios, construcción de plataformas flotantes para aves acuáticas, limpieza, mejora del hábitats para especies amenazadas, centros de recuperación, censos…etc.

VIDEO DE VOLUNTARIADO EN CANTABRIA

Esto no es más que la punta del iceberg de algo que podría convertirse en una fuerza de poderosa capacidad para que la sociedad española tome las riendas de la conservación de nuestra naturaleza, tan abandona por los poderes públicos. Por todo el país miles de [email protected] están haciendo posible este cambio de tendencia. El voluntariado ya ha dejado de ser ese esfuerzo testimonial de fin de semana, para empezar a convertirse en una fuerza capaz de transformar el mundo…¿te lo vas a perder?

 

Felipe González Sánchez es Delegado Territorial de SEO/BirdLife en Cantabria

Síguelo en: Web Facebook

 

Hazte VOLUNTARIO con SEO/BirdLife

 

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.