Tag Archive for arrozales

Pájaros agricultores, por Ignasi Ripoll

Morito común consumiendo un caracol manzana en el Delta del Ebro ©Xavier Curto

 

Cuando disfrutamos de la observación de aves, pensamos que hay algo más allá de identificarlos y observar sus costumbres, cómo se alimentan, cazan o pescan, cómo nadan o se zambullen, cómo levantan el vuelo o aterrizan, cómo planean o agitan las alas, solitarios o en grandes bandadas multitudinarias, cómo duermen sobre una o dos patas, se pelean por un rincón sobre el extremo cortado de un tronco, o por defender los polluelos, o por conquistar una pareja, cómo incuban pacientes los huevos o crían ajetreados la pollada. Más allá de su belleza y comportamiento hay una relación ecológica con el entorno donde viven. [more…]

Debemos saber que las aves, como el resto de organismos animales, vegetales y microscópicos, tienen una relación material y energética entre ellos y con el medio físico y químico, acuático, terrestre y aéreo. Esto es especialmente interesante en los ecosistemas de una zona húmeda, y todavía más en un medio tan transformado y humanizado como el agrícola. En estos sistemas las aves tienen una influencia vital en cosas que nos incumben tanto como la producción de alimentos humanos, la salud ambiental o el mantenimiento del paisaje. Es como cuando vamos al cine o al teatro: más allá de la estética de la indumentaria y los diálogos, nos interesa entender el rol de los personajes, el argumento y el sentido de la obra.

El juego de roles ecológicos con influencia socioeconómica incumbe a todas las especies, no solo a las aves. Por ejemplo, los insectos del huerto, unos polinizadores y otros anti plagas, son imprescindibles para que las tomateras den tomates, y los limoneros, limones. Sin abejas, zánganos, sírfidos o mariposas, las plantas con flores no intercambiarían el polen y no darían frutos, y sin mariquitas, tijeretas y otros depredadores, los pulgones harían estragos en hojas y tallos de nuestras tiernas plantas de cultivo. Los necesitamos para comer.

En los arrozales de nuestro Delta del Ebro ya hace años se descubrió una influencia muy benefactora del murciélago enano, otro de los actores no ornitológicos del escenario agrícola en zona húmeda. Los pequeños quirópteros, en plena fase de cultivo del arroz, si están en número suficiente, se zampan las mariposas nocturnas de los barrenadores del arroz, el Chilo suppressalis. El efecto es impresionante, ya que convierten la peor de las plagas agrícolas en el mejor de los abonos para las plantas, el guano de murciélago, ahorrando pesticidas, abonos químicos, evitando gastos y contaminación del aire y del agua. Es suficiente con tener un refugio de estos animales por hectárea y, eso sí, darles tiempo a que se instalen. Es un rol muy similar al que hacían las ranas, cuando eran muy abundantes, también engolosinadas con estas mariposas nocturnas, o el que hacen los peces, que comen larvas de mosquito cuando las aguas son bastante abiertas.

 

En un sistema equilibrado todo aquello que abunda se aprovecha y casi no existen plagas

 

Pero queremos descubrir el rol de las aves, y no resulta nada nuevo reivindicar el efecto benéfico de las aves insectívoras sobre la agricultura. Ya en 1868 un grupo de agricultores, alarmados por la depredación de los pájaros insectívoros realizada por la industria del plumaje, muy desarrollada a raíz de la moda victoriana, pidió al Emperador Austro-Húngaro Francisco José I la suscripción de un tratado internacional para proteger las aves beneficiosas para la agricultura. En 1902 se firmó en París el Acuerdo Internacional para la Protección de las Aves Útiles para la Agricultura que establece prohibiciones de captura de determinadas especies y obligaciones referidas a la protección del nido y los huevos. Uno de los padres de la ornitología catalana del siglo XIX, Emili Tarré, publicó una obra divulgativa con el sugerente título “Els aucells més útils a l’agricultura de Catalunya” (1902), donde el autor describía una a una las especies de aves y su comportamiento benéfico para el campo. Una divulgación que no se hubiera dejado de hacer.

 

Arrozales ecológicos en el Delta del Ebro ©SEO/BirdLife

 

Ya se ha comentado en este blog que entre 1958 y 1959 los ornitólogos chinos debieron demostrar que el 25% de lo que los pájaros comían era grano, mientras que el 75 % eran insectos plaga, para parar el exterminio a gran escala ordenado por Mao Tse-Tung, después de declarar estos pájaros como enemigos de la revolución por su consumo de granos de arroz. La masacre de las poblaciones de esta ave en China dejó los arrozales a la merced de las plagas de langosta y provocó una catástrofe agrícola, con millones de muertes por hambre, y obligando a importar de nuevo gorriones de la vecina Unión Soviética.

En nuestro Delta, esta tarea ecológica insectívora la comparten los gorriones comunes y los gorriones molineros, aparte de un gran número de insectívoros estivales, como carriceros, carriceros tordales, la golondrina, el pájaro moscón, y todos los granívoros que, para alimentar a sus polluelos, deben capturan insectos. Por ello en la Reserva de Riet Vell, en la Reserva Ornitológica del Clot y en el Bosque de la Comandanta ponemos más de 150 cajas para gorriones molineros y comunes, que necesitan agujeros donde nidificar, pues en el Delta hay pocos árboles con agujeros naturales. También tenemos cajas para las lechuzas, que nos ayudan a proteger el grano de arroz almacenado contra su peor enemigo natural: los ratones.

Los cangrejos rojos americanos, desde hace cuarenta años invasión muy molesta para los arrozales por su costumbre de excavar los márgenes y producir fugas de agua que dificultan la gestión de los niveles, llegando a descalzar y destruir puentes, ahora son la base alimentaria de las gaviotas de Audouin, de todas las ardéidas, moritos comunes y una gran diversidad de especies del Delta, que lo aprovechan, decreciendo su población ostensiblemente. Las aves los tienen también bajo vigilancia. De hecho éste es un buen ejemplo de como la biodiversidad elevada ayuda a integrar y controlar las especies exóticas invasoras. Ahora es el turno del caracol manzana.

El caracol manzana, la especie exótica más peligrosa para los arrozales en estos momentos, parece que tiene diversos enemigos naturales como la carpa, el ánade real, la anguila y la rata, pero ahora ha aparecido uno que se está multiplicando por toda la superficie deltáica y que es capaz de engullirse individuos de caracol de los grandes. Los moritos comunes, que siempre han tenido gasterópodos como parte de su dieta, ahora pueden constituir un auténtico sistema inmunitario contra esta plaga en campos todavía no infectados, pues van rastreando palmo a palmo en los campos de los dos hemideltas y engullendo ávidamente todo pequeño organismo que su pico abarca. Deseémosles suerte. Los necesitamos.

Hay aves que no son un beneficio para los arrozales, como el calamón común, que puede producir pérdidas importantes en campos próximos a sus zonas de nidificación en carrizales y lagunas, aunque durante el invierno dejan los campos limpios de tubérculos de castañuela. En otras zonas, como Japón o Doñana, quien elimina los tubérculos de esta mala hierba, la peor de todas, es el ganso salvaje, animal migratorio que hurga el sedimento para hacerse con la energía contenida en las chufas durmientes. En estas zonas, los arrozales no sufren de esta hierba. Por aquí migran muy pocos gansos salvajes.

Nuestra sorpresa para este año, de pájaros agricultores, fue mientras plantábamos arroz y dejábamos flotando algunas castañuelas que venían con las gavillas del plantel, al comprobar como los fumareles cariblancos que nidifican en la laguna de Riet Vell se llevaban uno a uno los tallos de castañuela para construir su nido efímero y flotante. La colonia de fumareles cariblancos de este año ha sido un éxito reproductivo, como la de charranes comunes y gaviota vulgar en la laguna, las golondrinas en el observatorio, los gorriones molineros y los cernícalos en las cajas nido. Pero son las relaciones fantásticas y la acción equilibrada entre aves y agricultura las que no dejarán nunca de sorprender al observador atento.

 

 

Ignasi Ripoll, oficina técnica de SEO/Birdlife en el Delta del Ebro

Contacto: iripoll@seo.org

 

 

Otros artículos de Ignasi Ripoll:

La agricultura tradicional a la vanguardia

Hablan nuestros delegados (I)

Arrozvolución 000, cultivo ecológico en el Delta del Ebro sin huella de CO2

 

Más información sobre el Delta del Ebro:

Reserva Ornitológica de Riet Vell en la Aventura del Saber (TVE)

Reserva Ornitológica de El Clot en la Aventura del Saber (TVE)

Ignasi Ripoll, responsable de la oficina de SEO/BirdLife en el delta del Ebro habla de la importancia de la Reserva Ornitológica de Riet Vell en la Red Natura 2000

 

Arrozvolución 000, cultivo ecológico en el Delta del Ebro sin huella de CO2

El medio ambiente no es un obstáculo al desarrollo rural, sino su principal fuente de recursos. En ello basamos la campaña Activa Red Natura 2000 de SEO/BirdLife. Pero para poner en marcha esta evidencia son necesarias algunas de las herramientas que todos poseemos como es la observación curiosa, mucha tenacidad, algo de pragmatismo e imaginación.

 

 

El proyecto Riet Vell de arroz ecológico en el Delta del Ebro tiene bastante de todo esto, y por ello es pionero y emblemático. Dar el salto a la producción ecológica, entendiendo que el consumo va ligado a la responsabilidad ambiental para un sector creciente de la población, era una apuesta certera. Además se quería dar una vertiente de conservación de los pájaros y del humedal, algo indiscutible en las manos de una organización como SEO/BirdLife.

[more…]

 

Con el tiempo había que buscarle una vertiente divulgativa, que respondiera a otros paradigmas nacientes: el conocimiento de lo que se come, la seguridad y la autonomía alimentarias, el turismo de naturaleza y el de tradiciones. Además había que evitar la emisión de gases con efecto invernadero con alternativas al uso de combustibles fósiles, ofrecer al visitante del delta el conocimiento por la experiencia, por el contacto directo con el medio natural y agrícola. En definitiva había que transmitir emoción, descubrir lo insólito y lo perdurable.

 

Arrozvolución 000 acerca a los visitantes de la Reserva Ornitológica de Riet Vell al arrozal

 

Así surge Arrozvolución 000, un proyecto que acerca a los visitantes de la Reserva Ortnitológica de Riet Vell al arrozal. Su objetivo es introducirles de pies en el barro, enseñarles a plantar el arroz a mano, a reconocer y arrancar hierbajos, a segar, secar y descascarillar el arroz… en definitiva, producir un poco de arroz para los gourmets del medio ambiente, con cero productos químicos, cero combustibles fósiles y vendido a cero kilómetros del arrozal. De ahí su nombre.

Es un proyecto de SEO/BirdLife realizado gracias a los voluntarios que se acogen en el Hogar de Voluntarios de nuestra Reserva de Riet Vell, un arroz desindustrializado, de autor.

El proyecto, además, valoriza los aspectos tradicionales más sostenibles, redescubriendo y conservando los conocimientos milenarios de este cultivo que pueden ser útiles en un futuro incierto. Renueva el uso de los caballos en substitución de los tractores y el combustible, desmitifica la dureza del trabajo agrícola manual, propia de tiempos pobres con menos recursos, revaloriza el trabajo físico como fuente de salud, el contacto agradable de los pies en el barro, la independencia del trabajo artesanal de la maquinaria industrial, el sabor especial del arroz picado a mano, con su textura distinta y sus vitaminas intactas, el conocimiento de nuestro pasado histórico inmediato, de la interacción del hombre con la naturaleza para crear el paisaje, del valor simbólico de las espigas de arroz en la cultura tradicional, etc.

 

¿No será que entre el arroz y el hombre llevamos miles de años de “simbiosis” fisiológica y cultural?


 

Si el arrozal ya es un espacio multifuncional, donde los servicios que el ecosistema agrícola ofrece al hombre van más allà del alimento y la biodiversidad, la conservación del propio Delta y la variedad de usos humanos tradicionales y de nuevo cuño. Ahora con el proyecto Arrozvolución 000 pretendemos dar una interpretación con elementos esperanzadores de sostenibilidad al 100%.

En opinión del agricultor Josep Bertomeu (Polet), el verdadero artífice ideológico de este proyecto, “los paseos entre las plantas del campo de arroz, para arrancar hierbajos o simplemente andando apaciblemente por el barro, favorecen el crecimiento y mejora el cultivo del arroz, además de ser una experiencia refrescante, agradable, saludable. ¿No será que entre el arroz y el hombre llevamos miles de años de “simbiosis” fisiológica y cultural?” Seguramente que es lo mismo que ocurre con otros cultivos agrícolas y actividades ganaderas. Simbiosis, complicidades, colaboraciones con nuestros aliados naturales, a los que no deberíamos traicionar si queremos sobrevivir sobre la Tierra.

 

El próximo domingo 17 de noviembre celebramos el Festival del Fang en la Reserva Ornitológica de Riet Vell. Allí podrás ver los campos de cultivo y también comprar in situ el nuevo Arroz 000. No os lo perdáis.

 

Ignasi Ripoll es el responsable de la Oficina de SEO/BirdLife en el Delta del Ebro, ubicada en la Reserva Ornitológica de Riet Vell.
irripoll@seo.org

 

 

 

Los arrozales del Delta del Ebro son ya Reserva de la Biosfera

Hace casi 20 años SEO/BirdLife comenzó a trabajar de una forma directa e intensa en la conservación del delta del Ebro, uno de los humedales más importantes para las aves a nivel europeo. Fruto de este trabajo, a mediados de los años 90 se presentó un innovador proyecto LIFE Naturaleza con el fin de profundizar en la estrecha relación que existe en el delta entre el cultivo del arroz y la conservación del humedal. Entre otros objetivos, el  proyecto  pretendía comparar la importancia ambiental y la viabilidad del cultivo ecológico del arroz con el cultivo convencional.[more…]

Arrozales ecológicos en el Delta del Ebro ©SEO/BirdLife

 

Tras la finalización del trabajo y ante los interesantes resultados obtenidos, SEO/BirdLife dio un paso más e impulsó en 2001 la creación de una empresa, Riet Vell, S.A., que con el capital aportado por socios y simpatizantes de la organización compró una finca de 50 hectáreas en pleno delta del Ebro.  Cuarenta de estas hectáreas se destinaron a la producción ecológica de arroz y las restantes 10 hectáreas a la restauración de un interesante humedal que en la actualidad constituye una de las mejores zonas de todo el delta para la observación de aves.

La producción ecológica del arroz en el delta del Ebro continúa siendo un reto complicado por el que muy pocos agricultores de la zona apuestan, pero por el que desde Riet Vell, sin embargo, seguimos luchando. Sus importantes beneficios ambientales, su calidad, su demanda creciente y su posible papel en la viabilidad futura del arroz en estas zonas son importantes razones por las que seguir trabajando para mejorar las producciones y, especialmente, mejorar la comercialización.

En la actualidad el humedal recuperado por Riet Vell es una de las mejores zonas del Delta para la observación de aves

La reciente declaración del delta del Ebro como parte de la nueva Reserva de la Biosfera de les Terres de l´Ebre aporta un destacado reconocimiento a las actividades tradicionales de la zona. El cultivo del arroz constituye una pieza clave en el sistema productivo de este espacio. Poner en valor esta producción por sus implicaciones sociales y ambientales,  por la calidad ambiental del lugar de producción y por la propia calidad del arroz,  va a ser un importante reto que debe contribuir a mejorar las enormes implicaciones ambientales de los arrozales en el delta del Ebro. El arroz ecológico de Riet Vell no va a permanecer ajeno a esta puerta que ahora se abre.

Hace unas pocas semanas el arroz y la pasta de Riet Vell han empezado a comercializarse en la cadena de supermercados CONDIS, en una clara apuesta de esta compañía por un producto de calidad y diferenciado, con garantía de origen y trazabilidad que a buen seguro se verá ahora reforzada por esta reciente declaración. Este acuerdo va a permitir una mayor accesibilidad del producto y un notable impulso a la comercialización. Confiamos en que también pueda favorecer con el tiempo una mayor demanda de arroz ecológico producido en el delta del Ebro que anime a otros productores a sumarse a esta forma de cultivo. El objetivo es claro: que el ecosistema deltaico en particular y el conjunto de la nueva Reserva de la Biosfera de Les Terres de l´Ebre se vean claramente beneficiados.

 

Reserva Ornitológica de Riet Vell en la Aventura del Saber (TVE)

Reserva Ornitológica de El Clot en la Aventura del Saber (TVE)

Ignasi Ripoll, responsable de la oficina de SEO/BirdLife en el delta del Ebro habla de la importancia de la Reserva Ornitológica de Riet Vell en la Red Natura 2000

 

Juan Carlos Cirera es el director de Riet Vell, S.A.

Síguele en Facebook y en Twitter

Web: www.rietvell.com
Email: direccion@rietvell.com, info@rietvell.com

 

 

 

El ‘Tancat de la pipa’: el futuro de L’Albufera de Valencia a escala


Pablo Vera y Mario Giménez
Delegación de SEO/BirdLife en la Comunidad Valenciana

Síguelos en: Web  Twitter Pablo Vera @pablovera_g

La eutrofización de las aguas supone actualmente, y desde hace varias décadas, el principal problema ecológico de la laguna de L’Albufera y, por extensión, de todo el Parque Natural al que da nombre. Es también uno de los problemas que afecta a mayor número humedales y, por tanto, supone un gran reto a la hora de abordar su conservación.

[more…]

Tancat de la Pipa. L’Albufera de Valencia © J.M.Benavent y R.Paulo, Servei Devesa-Albufera, Ayuntamiento Valencia

En el caso de L’Albufera, sus aguas acumulaban, a principios de los años setenta del siglo pasado, elevadas concentraciones de contaminantes procedentes de los vertidos urbanos e industriales de las poblaciones circundantes, junto con los restos de herbicidas, pesticidas y abonos sintéticos usados intensivamente en el cultivo del arroz (unas14.000 ha que drenan, en su mayoría, en laguna). El resultado fue la desaparición repentina de las praderas de macrófitos sumergidos que cubrían los fondos de la laguna, y con ellas, de buena parte de la red trófica asociada: invertebrados, peces y muchas aves acuáticas, como el fumarel cariblanco, antaño un nidificante abundante. Otras especies, como el pato colorado o la focha común, que contaban por miles el número de parejas nidificantes, vieron reducida su población a pocas decenas de parejas. Sin macrófitos que los asimilen, la acumulación de nutrientes, especialmente de fosfatos, favorece el desarrollo desmesurado del fitoplancton, cuya alta concentración impide que la luz alcance el fondo de la laguna, un hecho que, a su vez, imposibilita el desarrollo de la vegetación subacuática, cerrando así el círculo de la hipereutrofia que mantiene empobrecida a L’Albufera y en jaque a algunas de sus especies de aves más representativas.

Todas las actuaciones que se han llevado a cabo hasta ahora en materia de gestión y tratamiento de aguas residuales —entre otras, se han construido nueve depuradoras y un colector— no han conseguido revertir esta situación.

Las 2.400 ha de la laguna de L’Albufera de Valencia constituyen una de las masas de agua más singulares de España y forma parte, desde 1986, de un Parque Natural de 21.200 ha, que está incluido, además, en la lista RAMSAR de humedales de importancia internacional y es miembro de la Red Natura2000 por partida doble: estamos en una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y en un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Esta retahíla de designaciones lleva aparejadas obligaciones de conservación, entre las que destacan las establecidas tanto por la Directiva Marco del Agua como por los objetivos de conservación que marcan la ZEPA y el LIC de este espacio. El cumplimiento de estas obligaciones, incluida la de proporcionar un caudal suficiente a todo el humedal, debería quedar garantizado en el nuevo plan hidrológico del Júcar, pero, a día de hoy, su aprobación parece lejana.

Sin embargo, algo se está avanzando, aunque sea a una escala más reducida. Se trata de la creación de filtros verdes asociados a pequeñas lagunas. Ubicados en la orla periférica de L’Albufera, en estos espacios se trabaja a la vez en mejorar la calidad del agua y el estado de conservación de hábitats y de aves.

Actividades de voluntariado en la Tancat de la Pipa. L’Albufera de Valencia

El mejor ejemplo de esta combinación lo tenemos en el Tancat de la Pipa. Se trata de un humedal artificial de casi 40 ha creado entre 2007 y 2009 por la Confederación Hidrográfica del Júcar, que se encarga de su gestión con la participación de SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró, mediante sendos acuerdos de custodia del territorio (y este es otro de los activos de este espacio). Desde su concepción, esta reserva tiene como objetivo tanto la mejora de la calidad del agua, mediante un sistema de 10 ha de filtros verdes, como la recuperación de hábitats y especies, con dos grandes lagunas someras y permanentes. Los filtros reciben el agua de L’Albufera y la vierten en las lagunas. En los filtros, gracias a la acción de los helófitos que los pueblan (enea, carrizo y juncos) se reduce el exceso de nutrientes y de partículas en suspensión y, de este modo, se consiguen alrededor de 25 ha de aguas transparentes donde, y esto es lo más importante, los macrófitos, mayoritariamente Myriophyllum spicatum, llegan a cubrir casi totalmente sus fondos. En definitiva, nos encontramos ante una reproducción aproximada y a escala de lo que era la laguna de L’Albufera antes de convertirse en el sistema hipereutrófico que todavía es hoy.

Gracias a la buena calidad de las aguas y a la presencia de extensas manchas de macrófitos sumergidos, La Pipa se ha convertido en un pequeño santuario para las aves acuáticas de todo el parque natural

SEO/BirdLife se encarga, desde 2009, del seguimiento de la avifauna de este espacio, y los datos obtenidos hablan de la extraordinaria capacidad de recuperación que tienen los humedales cuando lo esencial, el agua, fluye en cantidad y calidad suficiente.

Así, dos de las especies en peor estado de conservación de L’Albufera, el pato colorado y la focha común, han encontrado un pequeño respiro a su precaria situación: en 2008 en el conjunto del parque natural se reproducían 24 parejas de pato colorado y 19 de focha común. Hoy en día, cerca de la mitad de la población reproductora de ambas especies escogen La Pipa para nidificar y se ha conseguido duplicar el total de su población reproductora. Muy lejos de las miles de parejas de antaño, pero es que estamos hablando de sólo 40 ha…

Fuera de la época reproductora, el Tancat de la Pipa también ha conseguido mejorar las expectativas para muchas aves acuáticas. Destacan el avetoro común y la focha moruna, dos especies calificadas como En Peligro Crítico en el Libro Rojo de las Aves de España, con requerimientos ecológicos muy estrictos y que mantienen una presencia constante durante los últimos inviernos.

Pero si algo caracteriza al Tancat de la Pipa es la voluntad demostrada por las entidades que comparten su gestión para que ésta sea participativa y abierta a la sociedad. Desde la relativa novedad que supone la colaboración, mediante la fórmula de custodia del territorio, entre una entidad pública como la Confederación Hidrográfica del Júcar y dos ONG, SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró —y que tanto se echa de menos en otros procesos —, el esfuerzo invertido en mostrar, divulgar y explicar qué es esta reserva y qué aporta a la recuperación de L’Albufera, ha convertido a La Pipa en un referente del uso público en el parque natural. Y además, con un gratificante efecto colateral, revitalizando la economía del Port de Catarroja, la puerta de acceso a este espacio: la creación de dos empresas de paseos en barca avalan esta afirmación. La celebración de eventos, como el Día de las Aves o el Día Mundial de los Humedales, las jornadas de puertas abiertas de la estación de anillamiento, los cursillos de iniciación a la ornitología y, no menos importante, el apoyo de centenares de voluntarios a las numerosas acciones de gestión y seguimiento de biodiversidad, son piezas fundamentales de este éxito.

Una pequeña joya en el corazón de L’Albufera que merece la pena ser conocida, y que como reza el lema del Día Mundial de los Humedales, no sólo cuida del agua y de las aves, también cuida de ti.

Información relacionada:

Las #ZonasHumedas actúan como filtros biológicos de contaminantes. #DEPURACIÓN gratuita http://www.seo.org/wp-content/uploads/2013/01/Tema-4_Depuración-natural.pdf

 

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.