¿Cuántos niños saben que un gorrión es un gorrión?

Uno de los lemas del movimiento conservacionista es “conocer para conservar”, ayudamos a la sociedad a “ponerle nombre a las cosas”: a las especies, a los hábitats de los que dependen, a sus amenazas … con el objetivo promover la implicación en su conservación.

En SEO/BirdLife llevamos más de 60 años trabajando para difundir el conocimiento, aprecio y respeto a las aves y a la naturaleza en general a través de una gran variedad de campañas e iniciativas. Una de nuestras campañas más veteranas es la del Ave del Año, con la que desde el año 1988 se ha buscado centrar el foco mediático para lograr que la sociedad le ponga nombre a alguna de nuestras aves y a sus problemas de conservación.

 

gorrion-ave-del-ano

 

Hay que reconocer que algunos años no lo hemos tenido fácil, la lista de 27 especies declaradas aves del año está formada por algunos grandes desconocidos para el gran público, algunas aves como la ganga ortega, la cerceta pardilla, la pardela balear, el arao común, la alondra ricotí, el paíño europeo, el escribano palustre … que la mayor parte de los españoles nunca habían visto ni nombrado.

 

Pero parece que este año lo vamos a tener más fácil, hemos declarado ave del año al gorrión común, una especie que convive con nosotros en pueblos y ciudades y a la todo el mundo le pone nombre … o NO?

[More...]

Y esa duda me rondaba por la cabeza desde que declaramos al gorrión común ave del año, ¿cuántos niños saben que un gorrión es un gorrión?, ¿cuántos niños son capaces de ponerle nombre a ese pequeño pájaro marrón con el que se cruzan a diario camino del cole, o que se pelea por las migas de sus tentempiés en el patio de la escuela?

Para resolver esta duda he aprovechado mi trabajo en el programa de Educación Ambiental ecoASTILLERO XXI con el que SEO/BirdLife, en colaboración con el Ayuntamiento de Astillero, busca utilizar la Red ecoASTILLERO XXI de Espacios Naturales Municipales, que venimos restaurando desde hace casi 20 años, como aula al aire libre en la ayudar a los escolares a descubrir los valores naturales de este municipio e incluso participar de forma activa en su conservación.

 

Antes de realizar una actividad llamada “aprendices de ornitólogos” hice un pequeño “examen” a dos clases de 3º de primaria (un total de 51 alumnos de entre 8 y 9 años) del CEIP José Ramón Sánchez de Astillero. El objetivo era conocer si eran capaces de ponerle nombre a sus “vecinos alados”, a esas especies de aves que conviven es su entorno urbano y con las que se cruzan prácticamente a diario.

El “examen” pretendía emular, de forma muy modesta, un estudio publicado en el año 2002 en la Revista Science con el sugerente título ¿Por qué los ecologistas deben prestar atención a Pokemon?. Y que se ha convertido en un artículo de referencia sobre como los niños viven de espaldas a la naturaleza en nuestras ciudades. En el estudio el autor comparaba la capacidad de los niños de poner nombre a 150 personajes de la serie de dibujos Pokemon, frente a 150 especies de flora y fauna habituales en los entornos urbanos. Con el doloroso resultado de que los Pokemon ganaban por goleada a la biodiversidad urbana.

 

Volviendo a nuestro “examen”, en este caso los alumnos debían nombrar 10 especies de aves muy comunes en el entorno de Astillero (paloma bravía, gaviota patiamarilla, gorrión común, urraca, mirlo común, jilguero, petirrojo, lavandera blanca, carbonero común y golondrina común) y 10 personajes de series de dibujos animados que se emiten actualmente en TV, en este caso que mis hijos Víctor de 10 años y Carmen de 8 me ayudaron a elegir (Bob esponja, Novita, Gumball, Mordecai, Ladybug, Tito Yayo, Phineas, Sherlock Yack, George de la Jungla y Pardo). El objetivo era comparar el nivel de conocimiento de las aves urbanas frente a los personajes televisivos, ver cuantos niños eran capaces de ponerle nombre a nuestro ave del año, y realizar un ranking del conocimiento aves frecuentes en entornos urbanos.

 

examen-gorrion

 

Como me esperaba Bob Esponja y compañía ganaron con aplastante superioridad a nuestras aves urbanas, los niños podían poner nombre a más de 8 personajes televisivos, de media, frente a poco más de 2 especies de las aves comunes en el entorno de Astillero. Además, en la mayor parte de los casos esas especies eran la paloma y la gaviota, únicamente un 37,3% de los niños eran capaces de poner nombre a algún ave que no fuera una paloma o una gaviota, y sólo un 3,9% acertaron 5 o más especies. Únicamente dos niños de 51 aprobaron el “examen” de las aves comunes presentes en su entorno.

 

Pero quizá lo que más me ha sorprendido es el escaso grado de conocimiento que los chavales tienen del gorrión, en este caso nuestro ave del año quedó en sexto lugar, por detrás de palomas, gaviotas, petirrojos, urracas y golondrinas.

 

Y únicamente 3 de los 51 niños encuestados fueron capaces de ponerle nombre al gorrión, únicamente 3 de los niños sabían que un gorrión es un gorrión

 

Que los niños no sean capaces de ponerle nombre al gorrión es un preocupante reflejo de una sociedad en la que viven de espaldas a la naturaleza, incluso a esa naturaleza urbana con la que se cruzan prácticamente a diario de camino al colegio, esa naturaleza que ruidosamente se pelea por la migajas de su tentempié.

Son niños que reciben multitud de estímulos artificiales, viven en una burbuja digital, pero parecen ignorar la flora y fauna cercana hasta el punto de que ni siquiera son capaces de ponerle nombre.

 

Como decimos los ecologistas no se conserva lo que no se conoce, por lo que tenemos que trabajar duramente este 2016 y los próximos años para reconectar a los niños con la naturaleza, para que los niños le vuelvan a poner nombre al gorrión.

 

foto-03-nacho-gorrionIgnacio C. Fernández Calvo es desde hace diez años técnico de SEO/BirdLife en la Delegación de Cantabria, donde participa en diferentes proyectos orientados a la conservación de la biodiversidad en espacios urbanos y periurbanos.

[email protected]

Twitter @urbaNATURALEZA

 

 

 

Los comentarios se han cerrado.

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.