Cigüeñas que se quedan en un medio cambiante, por Javier de la Puente

Históricamente, en verano las cigüeñas desaparecían de torres y campanarios hasta despuntar la primavera, incluso antes: “por San Blas la cigüeña verás” (3 de febrero) como reza el refranero. Sin embargo, para esta ave tan familiar y cercana al ser humano la migración se ha convertido en un asunto, cuanto menos, prescindible en muchos casos. Otras acortan la distancia del viaje, regresan antes a sus nidos o simplemente permanecen en el área más próxima al lugar de nacimiento, si hubiere comida, que suele ser un vertedero: ¿si hay alimento, para qué afrontar un costoso viaje a África?

 

 

Cigüeñas comiendo en un vertedero de Madrid ©Javier de la Puente

 

Precisamente por esta condición de especie que ha modificado en tan poco tiempo (unos tres decenios) su comportamiento migratorio, la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es el modelo ideal para que los ornitólogos puedan estudiar estos cambios fenológicos relacionados con las variaciones en la disponibilidad de alimento. Sin olvidar que, por su cercanía al ser humano, sus cambios migratorios se aprecian muy bien. [More…]

 
[More...]

Migraciones más cortas

Las cigüeñas blancas forman parte de una lista cada vez mayor de especies migratorias que han acortado las distancias de migración o se convirtieron en residentes en respuesta al cambio ambiental inducido por el hombre. Los animales migratorios pueden tener un papel muy importante en los ecosistemas, sirviendo como agentes de control de plagas, polinizadores o como una parte fundamental en la dinámica de las enfermedades infecciosas complejas. La comprensión de cómo las acciones humanas alteran los patrones migratorios podrían potencialmente ayudar a proteger las especies migratorias y mantener ecosistemas diversos y estables.

 

Las cigüeñas blancas forman parte de una lista cada vez mayor de especies migratorias que han acortado las distancias de migración o se convirtieron en residentes en respuesta al cambio ambiental inducido por el hombre

 

Precisamente acaba de publicarse un interesante trabajo en la revista científica Science Advance en donde se han estudiado los costes de las decisiones migratorias a través del estudio de ocho poblaciones de cigüeña blanca en las que se han marcado pollos con dispositivos GPS (Armenia, Grecia, Polonia, Rusia, España, Alemania, Túnez y Uzbekistán).

 

Marcaje cigüeña blanca en Doñana por tecnicos de SEO/BirdLife, EBD-CSIC y Max Plank © Sebastian Palacios

Andrea Flack y sus colaboradores siguieron de una forma continua los movimientos de las cigüeñas a lo largo de los primeros cinco meses de su viaje migratorio y encontraron que las aves que siguen las rutas más tradicionales (principalmente las de Rusia, Polonia y España) tenían menos probabilidades de sobrevivir en comparación con las cigüeñas procedentes de Alemania, que invernaron en vertederos en lugar de migrar. Las aves que migran, pero se alimentaban de restos en vertederos, acortan su distancia de migración y esto reduce su gasto energético diario, lo que da lugar a una mayor supervivencia y una mejor reproducción. Por tanto, estos cambios inducidos por el hombre podrían ser beneficiosos para las especies migratorias, pero los cambios en la migración también podría afectar negativamente a los ecosistemas en los que las especies migratorias juegan un papel importante.

 

Las cigüeñas ibéricas son más viajeras

Es destacable que los jóvenes de cigüeña blanca nacidos en España, al compararlos con las demás poblaciones estudiadas, tienden a migrar a larga distancia en una alta proporción y que su mortalidad es la más elevada de todas las poblaciones estudiadas. Estos resultados son similares a los obtenidos de un modo preliminar en el programa Migra con las cigüeñas blancas marcadas en España (Véase Programas de Seguimiento de Avifauna 2013) en las que se observa como los jóvenes en su mayoría migran a larga distancia y los adultos tienen a invernar en España en vertederos y arrozales.

 

 

Pollo de cigüeña marcado con data logger GPS © Javier de la Puente SEO/BirdLife

 

SEO/BirdLife también lleva varios años trabajando con la migración de la cigüeña blanca marcándolas con dispositivos GPS en colaboración con investigadores de la Estación Bilógica de Doñana, el Instituto para la Investigación de los Recursos Cinegéticos (IREC) y la ONG suiza Storch Schweiz. La información de muchas de estas cigüeñas puede consultarse en www.migracióndeaves.org.

 

Javier de la Puente

Técnico del Área de Seguimiento de Aves de SEO/BirdLife.

(Programa Migra)

 

 

 

 

 

Los comentarios se han cerrado.

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.