Andando con vacas (1ª entrada)

En esta primera entrada de dos, tres expertas de muy distinta formación nos explican el interés cultural, socioeconómico y ambiental de la trashumancia en España y su importante papel para la biodiversidad.

La primera fascinación que provoca la trashumancia es que es un legado vivo de las grandes migraciones de herbívoros que, desde el Paleolítico, viajaban cíclicamente de Norte a Sur en busca de pastos y que el hombre del Neolítico, ya ganadero, siguió utilizando. En España esas rutas pervivieron y se convirtieron en lo que conocemos hoy como Vías Pecuarias. Estas, víctimas de los vaivenes de la historia, pasan de su esplendor medieval hasta su casi fosilización en el siglo XX, cuando tren y camión ofrecen una versión fast de la trashumancia y las dejan casi en desuso.

Por suerte ese “casi” permitió que se mantuviese un mínimo flujo de trashumancia a pie, aunque en muchos casos, de recorridos estacionales cortos o lo que se conoce como “trasterminancia”. Pero en 1995 se aprobó la Ley de Vías Pecuarias que las declara como un patrimonio público “inalienable, inembargable e imprescriptible”. Esto conviene tenerlo muy presente y enarbolarlo en estos tiempos de ocupación paulatina de lo público por lo privado.

Vacas avileñas en la Cañada Real Leonesa Occidental, solapada en varios tramos por la N-502. Autor: Gema Arrugaeta.

No es casualidad que España sea un ejemplo paradigmático de trashumancia. Es el segundo país más montañoso de Europa, pero con extensas mesetas y valles, y un clima de contrastes extremos: zonas donde llueve más de 2000 mm de media anual y en otras donde no llega a 500, y sitios donde la temperatura varía hasta 30°C en un solo día. Este afortunado cruce de clima y orografía hacen de España una caja de tesoros que contiene el 50% de todas las especies de fauna estimadas en Europa y de todos sus endemismos y hábitats prioritarios.

Esta riqueza natural se diversifica aún más gracias a la actividad ganadera iniciada ya por los pastores neolíticos ibéricos, que empiezan a crear paisajes específicos (como las dehesas) y también las razas ganaderas adaptadas para su eficaz aprovechamiento. Además, España es un caso único de país Occidental cuya historia, paisaje y cultura están profundamente modeladas por lo pastoril y trashumante, casi hasta nuestro días. Es esta una fortaleza que España debe saber aprovechar. Pero ¿por qué? Pues porque el mundo necesita la trashumancia para frenar su proceso de cambio climático y la fuerte degradación de recursos naturales, sociales y humanos a la que nos está sometiendo un modelo económico que se ha dislocado y perdido el Norte. Que ha logrado que la economía deje de ser una ciencia social o, como señala Herman Daly, ni siquiera es ya ciencia, puesto que ningunea a la física y da la espalda a la ecología.

Ahora más que nunca necesitamos rehabilitar herramientas para construir modelos económicos que produzcan bienestar social (que es –o por lo menos debería ser– el objetivo final de toda sociedad civilizada). La trashumancia aparece así como una de esas herramientas de ‘retroinnovación’ cuya eficacia y sostenibilidad ha sido probada durante miles de años.

Para empezar, la trashumancia sigue el ciclo natural y la movilidad del ganado les permite aprovechar los picos de producción de pastos. Son pues extremadamente eficientes en términos de uso de recursos forrajeros, agua y energía. En los tiempos de la innovación y la tecnología resulta que la máxima sofisticación ya estaba inventada. En mayo/junio, cuando empiezan a escasear los pastos de las dehesas del sur, nuestros trashumantes comienzan su viaje, dejando así a la flora y fauna de la dehesa descansar y recuperarse, ya que su falta de regeneración es uno de los problemas actuales de dicho ecosistema.

Vacas avileñas por la vía pecuaria en trashumancia hacia los pastos de verano. Autor: Gema Arrugaeta.

Y es que las vías pecuarias son “almacenes” de biodiversidad y las “autopistas” por donde circulan millones de semillas e insectos vía pelo, pezuñas y deposiciones de los animales. Así, un rebaño de ovejas (que en esto son las campeonas) puede transportar unos 200 millones de semillas al final de su viaje. Estos “corredores de la vida” interconectan los hábitats, evitando así su aislamiento y fragmentación, uno de los principales males que les amenazan. Haciendo un símil, las vías pecuarias serían pues el aparato circulatorio del ecosistema, con sus Cañadas Reales como arterias principales, y sus cordeles, veredas y demás vías pecuarias de enlace, formando un entramado que “oxigena” a los espacios protegidos, como los de la Red Natura 2000. Unos necesitan de los otros para su correcto funcionamiento. Y nosotros, los humanos, necesitamos de ambos, en el corto plazo por cuestiones de salud y en el largo por cuestiones de supervivencia.

La trashumancia y la ganadería extensiva crean además una estructura del territorio de espacios abiertos de las que dependen los hábitats de un gran número de aves hoy en regresión (como el alcaudón real, la codorniz y tórtola común, la calandria común, o el mochuelo europeo). Si desaparece el pastoreo, desaparecen las aves que de él dependen.

Es por esto que SEO/BirdLife viene trabajando en apoyo de la trashumancia y la ganadería extensiva desde hace muchos años. Es especialmente importante tratar de revertir ese proceso simultáneo de intensificación y abandono que han sufrido los agrosistemas extensivos en las últimas décadas. El resultado ha sido la concentración de animales en naves con una explotación más “industrial” (intensificación), mayor contaminación, una drástica reducción del número de cabezas de ganado que pastorea (especialmente de ovino) y la consecuente pérdida de actividades y conocimiento tradicionales y culturales ligados al pastoreo. Esto último, según el informe que analiza los Ecosistemas del Milenio en España, es uno de los servicios más frágiles y amenazados y en inminente estado de desaparición si no se remedia. La trashumancia significa recuperar este conocimiento que agoniza bajo el peso del enfoque ganadero como industria intensiva.

SEO/Birdlife se une pues al apoyo que desde múltiples instituciones nacionales e internacionales se viene otorgando a los beneficios que la ganadería extensiva y el pastoralismo trashumante ofrecen para la salud de los ecosistemas y de las personas y la seguridad alimentaria. Así, por ejemplo, la Iniciativa Mundial por un Pastoralismo Sostenible (WISP) de la UICN o el Foro Europeo para la Conservación de la Naturaleza y el Pastoralismo o Trashumancia y Naturaleza; ésta última, además, en alianza con SPNL/BirdLife Líbano, acaban de iniciar un proyecto sobre trashumancia y conservación de aves en Líbano.

También en España acaba de fundarse la Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo, foro de ámbito estatal del que SEO/BirdLife forma parte. El objetivo es atajar la decadencia en la que la “economía de la caja registradora” ha hecho caer a la ganadería extensiva y devolverle el valor que le corresponde como una buena práctica que cree un tejido económico y social basado en la diversidad y sostenibilidad.

La plataforma está compuesta por ganaderos y pastores, gestores del territorio, ONGs, expertos, educadores, propietarios de pastos, entidades de investigación y extensión agraria y ambiental. En definitiva, sociedad civil que se organiza para generar propuestas dirigidas a nuestras administraciones para que actúen en apoyo de este modelo de ganadería, que es el que produce más servicios públicos y mayor bienestar. Asi, en su primera propuesta pide a Bruselas que los pagos de la nueva PAC para los pastos dependan de que haya actividad real de pastoreo y no del número de árboles o arbustos que califican como “elementos no productivos” (cuando de hecho son, además, de gran importancia en los pastos mediterráneos); y al MAGRAMA que no aplique soluciones expeditivas como excluir del cobro de ayuda a toda superficie sin derecho de Pago Único en el 2013 tenga o no un uso agrario activo. También la sensibilización y formación, el asesoramiento, la comunicación y el reconocimiento social del pastoreo son algunas de las áreas en las que este grupo, del que orgullosamente formamos parte, va a trabajar en los próximos años.

Pero el movimiento se demuestra andando, y en nuestra próxima entrada narraremos la genuina experiencia de acompañar a unos ganaderos trashumantes y su rebaño de vacas avileñas en su camino de ida y vuelta.

 

Concha Salguero es experta en política agraria y ambiental y colabora con el Foro Europeo para la Conservación de la Naturaleza y el Pastoralismo (www.efpnc.org) y la Asociación Naturaleza y Trashumancia (www.pastos.es)

 

 

Fuensanta Martín es Responsable de Agricultura y Desarrollo Rural en el Área de Políticas Ambientales de SEO/BirdLife

 

 

 

 

Gema Arrugaeta es fotógrafa profesional de naturaleza, medio rural y viajes (www.gema-arrugaeta.net; http://www.asa-agency.com/-/galleries/archivo-espana/espana-rural)

Los comentarios se han cerrado.

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.