A la búsqueda de aves marinas orilladas en las costas

Estamos en invierno y, aunque parece que este año está viniendo con una menor virulencia que años atrás (por lo menos en el norte peninsular), de nuevo viene acompañado de temporales de mar con vientos fuertes y olas de varios metros de altura. Estos temporales hacen las delicias de fotógrafos y surfistas, que disfrutan del espectáculo que genera el batir de las olas.

Sin embargo, para las aves marinas son tiempos duros donde la dificultad para conseguir alimento, unido al gasto energético que supone soportar los envites del mar, va provocando un debilitamiento progresivo de los animales; gaviotas y sobre todo álcidos, son los grupos de aves más afectados por los temporales. O por lo menos, esa es la impresión que me queda después haber colaborado como voluntario durante más de 10 años con el Grupo Ibérico de Aves Marinas (GIAM) de SEO/BirdLife en su proyecto de inspección de playas.

 

Frailecillo depositado en la linea de varado. © Aitor Rincón García

Frailecillo depositado en la linea de varado. © Aitor Rincón García

Es sencillo colaborar en este proyecto denominado Inspección Costera de Aves Orilladas (ICAOs), simplemente se trata de salir a pasear por la playa caminando por la línea de varado (zona superior de la playa donde se depositan los materiales que transporta el mar) e ir atento para localizar las posibles aves o cetáceos que hayan quedado orillados.

 

Delfín común varado en una playa de Cantabria en 2013 © Aitor Rincón García

Delfín común varado en una playa de Cantabria en 2013 © Aitor Rincón García

 

Generalmente los animales los encontramos muertos. En ese caso, tendremos que hacer una pequeña inspección ocular del ejemplar para fijarnos en un par de detalles que necesitaremos para rellenar la ficha que hay que mandar al GIAM; pero, en algunas ocasiones, podemos encontrar aves vivas que han llegado agotadas y que no son capaces de huir ante nuestra presencia. En estos casos tendremos que ponernos en contacto con la guardería, que se encargarán de trasladar al animal al centro de recuperación de fauna de la provincia.

 

Arao común orillado en la playa de Oyambre (Cantabria). © Aitor Rincón García

Arao común orillado en la playa de Oyambre (Cantabria). © Aitor Rincón García

 

Eso es lo que me sucedió el pasado 9 de febrero en una de mis visitas a la playa de Merón (San Vicente de la Barquera – Cantabria). Tras recorrer 3 kilómetros de playa y tras haber localizado un alca muerta en la parte inicial de la playa, a escasos 300 metros de acabar mi recorrido vi como en el borde del mar se encontraba otro alca; pero en esta ocasión era un individuo que todavía se encontraba vivo. Así que, llamé al guarda, busqué una caja donde meter al animal y esperé.

 

Después de un rato, llegó el guarda y se llevó el alca  al Centro de Recuperación de Fauna de Cabárceno donde, tras unos días entubado (ya que no quería comer), cogió peso rápidamente, recuperó su vitalidad y fue devuelto con éxito al medio natural.

 

Alca viva encontrada el pasado 9 de febrero en la playa de Merón (Cantabria). © Aitor Rincón García

Alca viva encontrada el pasado 9 de febrero en la playa de Merón (Cantabria). © Aitor Rincón García

 

Quiero finalizar este relato animando a todos los amantes de la naturaleza a que disfruten de un paseo invernal por alguna de las innumerables playas del litoral español, a la vez que colaboran con este proyecto, y, quién sabe, quizás incluso puedan echar una mano a alguna de nuestras queridas aves.

¡A disfrutar de la brisa marina!

Más Información: GIAM

giam@seo.org

 

 

Aitor_Rincón©Eduardo de la ParteAitor Rincón García es licenciado en Biología, aficionado a la fotografía de naturaleza y miembro del Grupo Local SEO-Cantabria. Socio y técnico eventual de SEO/BirdLife y colaborador habitual en el programa de cursos del equipo de Educación Ambiental y Voluntariado

 

 

 

 

 

Los comentarios se han cerrado.

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.