Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza
CONSULTA MÁS AVES
  • Nombre en Gallego Merlo rubio
  • Nombre en Gallego Merla roquera
  • Nombre en Gallego Harkaitz-zozo gorria
  • Nombre en Gallego Rufous-tailed rock thrush
Especie
Todo sobre
COMPARTIR
Facebook

Roquero rojo

(Monticola saxatilis)

Ave típica de montaña, donde aparece en la época estival. Habita en parajes donde se alternan zonas de roquedos con otras de matorral y pastizales. El macho resulta inconfundible, con un bello diseño cromático, mientras que la hembra muestra una tonalidad más parda y discreta. A pesar de estar presente en gran parte de nuestros macizos montañosos, es una especie poco abundante.

Descripción

Clasificación

Orden Passeriformes; familia Turdidae

Longitud

18,5 cm

Envergadura

33-37 cm

Identificación

El macho exhibe un plumaje singular e inconfundible. Su cabeza y espalda lucen un color azul grisáceo, que contrasta notablemente con el naranja que cubre el pecho, el vientre y las infracobertoras caudales. Muestra una amplia mancha blanca en la parte posterior de la espalda (dibujo 1), posee alas oscuras y tiene la cola anaranjada —como el pecho—, con una banda central parda. Las hembras presentan la cola teñida de manera similar a los machos, pero su cuerpo es pardo, con las plumas terminadas en una banda clara que les otorga un aspecto vermiculado (dibujo 2). Los jóvenes volantones resultan muy similares a las hembras.

Canto

El macho canta posado y en vuelo. Con frecuencia inicia su melodía en vuelo lento y ascendente. La intensidad del canto culmina en la parte más alta de su recorrido, donde puede mantenerse unos instantes. Después cesa de cantar y se deja caer bruscamente, con las alas y la cola desplegadas (dibujo 3). Tras este despliegue no aterriza, sino que reinicia el proceso, alcanzando menor altura. Posteriormente se posa y continúa con su canto. Emite diferentes gorjeos y notas, algunas de las cuales recuerdan a las del roquero solitario o a las de los pinzones vulgares y otros fringílidos. La alarma del roquero rojo consiste en un corto y agudo buii, similar a los reclamos del roquero solitario. Las llamadas son agudos piídos, cortos y fuertes: uiit-uiit-uiit…, buit-buit.

Dónde vive

En el mundo

Se trata de una especie para la que no se han descrito variaciones notables en todo su rango de distribución. Está presente en todos los sistemas montañosos europeos próximos o relativamente cercanos al mar Mediterráneo, aunque penetra hacia el interior de Europa en los países más orientales. También aparece en Turquía, en el noroeste de África y en las zonas templadas de Asia occidental y central hasta Mongolia. En invierno se desplaza a Arabia Saudí y a las sabanas africanas que se extienden al norte del ecuador y por los países de África centro-oriental (Tanzania, Kenia, Etiopía, Eritrea, etc.).

En España

En la época estival se localiza en gran parte de la Cordillera Cantábrica, Pirineos, el Sistema Ibérico norte y sur, el Sistema Central y las sierras litorales del norte de la Comunidad Valenciana y Cataluña. En la mitad sur es un ave mucho más rara y solamente se detecta en puntos dispersos de las sierras béticas, desde la del Aljibe (Cádiz) hasta Sierra Aitana (Alicante), incluyendo Sierra Nevada, Cazorla y las sierras de Málaga. También aparece en la isla de Mallorca.

Desplazamientos

Las poblaciones europeas son migradoras totales. A finales del verano comienzan a movilizarse y se desplazan en pequeños grupos hacia el África oriental, aunque algunos ejemplares se quedan en el norte de África. Posteriormente retornan a los territorios europeos de cría a principios de la primavera, aunque en España el paso migratorio se observa hasta el mes de junio.

Poblaciónón

Se estima que en Europa puede haber 32.000-110.000 parejas reproductoras y que en España no crían más de 5.000 (Atlas de las aves reproductoras de España, 2003). Aun en los hábitats más propicios, se trata de un ave escasa, con densidades de población muy bajas. Su tendencia poblacional resulta estable, pero con variaciones interanuales, según se desprende de los datos aportados por el programa SACRE (2005).

Cómo vive

Hábitat

Precisa ambientes rocosos con escaso arbolado y con predominancia de matorrales bajos y prados donde abunden los insectos. Por ello se localiza habitualmente en parajes alpinos, caracterizados por la alternancia de suelos rocosos desnudos con prados y matorrales de piornos, escobas, brezos o enebros rastreros. Aquí encuentra con facilidad enclaves donde anidar, al tiempo que se asegura la alimentación, gracias a la alta densidad de insectos registrada en los prados y matorrales alpinos durante el corto periodo estival. En la mitad norte aparece desde los 600-700 metros de altitud, mientras que en las montañas del sur se instala casi siempre por encima de los 1.000 metros, alcanzando altitudes de más de 2.000. No obstante, localmente se puede encontrar cerca del mar, como sucede, por ejemplo, en las sierras costeras de Cataluña.

Alimentación

Habitualmente consume insectos de gran tamaño, sobre todo escarabajos y saltamontes. También captura orugas de mariposas, y en otoño come frutos.

Desplazamientos

Las poblaciones europeas son migradoras totales. A finales del verano comienzan a movilizarse y se desplazan en pequeños grupos hacia el África oriental, aunque algunos ejemplares se quedan en el norte de África. Posteriormente retornan a los territorios europeos de cría a principios de la primavera, aunque en España el paso migratorio se observa hasta el mes de junio.

Reproducción

Comienza el cortejo entre los meses de abril y junio. Puede efectuar dos puestas, aunque las parejas instaladas en zonas alpinas solo sacan una pollada al año. Ubica el nido en oquedades o grietas de las rocas. También aprovecha construcciones humanas y huecos en los troncos o tocones de árboles dispersos. La hembra construye el nido. Comienza elaborando una taza con raíces, hierbas y musgos, y finaliza recubriéndola interiormente con finísimas raíces y musgo. Pone cuatro o cinco huevos, azulados y prácticamente sin motas o con algunas dispersas de color pardo rojizo en el polo más ancho. La incubación también recae en la hembra, que suele invertir 15 días. Después, tras la eclosión, los pollos son alimentados por ambos padres y
abandonan el nido en dos semanas.

Amenazas y Conservación

Se considera “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. La mejor estrategia para su conservación se basa en la adecuada gestión de los parajes de alta montaña, limitando el exceso de carga ganadera, el turismo descontrolado y el desarrollo de pistas de esquí alpino.

Aves Relacionadas

Meses en los que se puede ver la especie en España
  • Enero
  • Febrero
  • Marzo
  • Abril
  • Mayo
  • Junio
  • Julio
  • Agosto
  • Septiembre
  • Octubre
  • Noviembre
  • Diciembre

Esta sección es una adaptación de parte de la Enciclopedia de las Aves de España, editada por SEO/BirdLife y la Fundación BBVA en 2008

  • BBVA
  • BBVA