Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza
CONSULTA MÁS AVES
  • Nombre en Gallego Millafre negro
  • Nombre en Gallego Milà negre
  • Nombre en Gallego Miru beltza
  • Nombre en Gallego Black kite
Especie
Todo sobre
COMPARTIR
Facebook

Milano negro

(Milvus migrans)

Una de las rapaces más abundantes de toda Europa, el milano negro, es también una de las más oportunistas y adaptables, ya sea a la hora de reproducirse como en el momento de procurarse alimento. De hábitos bastante gregarios y tendencias decididamente carroñeras, el milano negro es capaz de explotar las más diversas fuentes de alimentación, desde las explosiones de insectos o topillos, hasta los animales atropellados en la carretera, sin olvidar la ingente cantidad de recursos que le ofrecen muladares, basureros, granjas y mataderos.

Descripción

Clasificación

Orden Falconiformes; familia Accipitridae

Longitud

55-60 cm

Envergadura

130-155 cm

Identificación

Esta rapaz de mediano tamaño y coloración general bastante oscura se caracteriza por poseer unas alas más bien largas, así como una larga cola ahorquillada, si bien bastante menos que la de su cercano pariente, el milano real, que ofrece un aspecto más estilizado y es de mayor tamaño. El adulto luce una coloración considerablemente oscura en conjunto, aunque con la cabeza de color grisáceo y finamente listada; las partes inferiores se muestran algo rojizas y aparecen surcadas longitudinalmente por motas alargadas, en tanto que las coberteras alares presentan bordes bastante claros, por lo que definen un característico dibujo dorsal (dibujo 1). La cola es marrón-grisácea con abundante barrado. El plumaje del joven es más claro y ostenta un patente moteado pálido en las regiones ventrales, mientras que en las dorsales las coberteras aparecen orladas de color crema, lo que le otorga un aspecto escamoso. La cola no es tan ahorquillada como en el adulto (a veces incluso carece de escotadura), en tanto que las alas, en su parte inferior, muestran dos grandes parches más claros que el resto, aunque no demasiado evidentes (dibujo 2). En vuelo, el milano negro es un ave ágil que muestra una extraordinaria capacidad para maniobrar en el aire (dibujo 3), aunque no resulta tan elegante como el milano real.

Canto

Emite un reclamo rápido, como un relincho, pii-iiiii; también una especie de maullido.

Dónde vive

En el mundo

Se trata de una especie de distribución muy amplia, que ocupa la mayor parte de las áreas templadas del Paleártico, África y Australasia. En Europa se presenta desde el Mediterráneo hasta zonas menos frías de los países nórdicos, si bien los núcleos poblacionales más importantes se encuentran en Rusia, España, Francia y Alemania. Se han descrito diferentes subespecies.

En España

Dentro de nuestro territorio se distribuye preferentemente por las regiones del norte y el oeste, en particular a lo largo de los valles de los grandes ríos, así como en dehesas de Extremadura, Castilla y León, Aragón y en las zonas bajas de los Pirineos, Cordillera Cantábrica y Sistema Central. No aparece, sin embargo, en gran parte de la franja costera mediterránea, en extensas regiones de Castilla-La Mancha, Andalucía oriental y Sistema Ibérico; falta por completo en Baleares, Canarias y los 3 enclaves norteafricanos. En España habita la subespecie migrans, que ocupa también el resto de Europa.

Desplazamientos

Es una rapaz estival en la Península, al igual que sucede en el resto del contingente europeo. Los individuos reproductores en Europa invernan en África tropical, aunque los ibéricos a veces solo se desplazan hasta Marruecos. El abandono de las zonas de cría se produce a lo largo de agosto, momento en el que los milanos negros se encaminan hacia los estrechos que les faciliten el cruce hasta el continente vecino. En el estrecho de Gibraltar se producen grandes concentraciones de ejemplares —entre 40.000 y 60.000 aves— que esperan el momento propicio para realizar la travesía; un porcentaje elevado de esos milanos son ibéricos, ya que una parte importante de los efectivos centroeuropeos no presenta una ruta migratoria clara y puede ganar África tanto por Gibraltar como cruzando el Bósforo. Desde el mes de febrero se constata el regreso de los primeros milanos negros hacia sus lugares de reproducción. A pesar de ser un ave netamente estival, cada vez resulta más habitual la presencia de algunos ejemplares durante el invierno, en particular en algunos puntos de Andalucía occidental y Extremadura, donde los milanos negros con frecuencia se integran en dormideros de milano real. Un dato de gran interés relacionado con la biología de esta especie lo constituye su práctica de formar dormideros estivales, en los que se integran grandes cantidades de adultos no reproductores e inmaduros, procedentes de zonas situadas a varios kilómetros del emplazamiento, por lo común algún soto, eucaliptal o bosquete. Estos dormideros se mantienen activos hasta el momento de la migración posnupcial.

Poblaciónón

La población europea alcanza las 72.000-98.000 parejas reproductoras, en tanto que en España, según el primer censo nacional realizado en 2005, se calcula que existen unas 10.300 parejas, las cuales se reparten de forma bastante desigual por el territorio. Además, se estima que existe una importante población flotante de adultos no emparejados e inmaduros que podría suponer aproximadamente el 52% del total de ejemplares presentes en nuestro país, que estaría cifrado en casi 43.000 aves. La mayor parte de los efectivos de la especie en España se localiza en Castilla y León (unas 3.700 parejas) y Extremadura (unas 3.000 parejas), si bien, a escala más reducida, la provincia que cuenta con mayor número de milanos negros es Cáceres, donde se han censado 1.800 parejas y una notable población flotante. Debido a la ausencia de censos precisos anteriores al realizado en 2005, es difícil extraer conclusiones acerca de la tendencia poblacional de esta rapaz en el conjunto del territorio, aunque se puede concluir que, en general, resulta más abundante de lo que se suponía previamente con las estimaciones disponibles, si bien hay que tener en cuenta que, a pequeña escala, las fluctuaciones poblacionales debidas a factores diversos pueden llegar a ser notables.

Cómo vive

Hábitat

Se instala en una gran variedad de hábitats, aunque prefiere áreas cercanas a masas de agua (embalses, lagos, zonas húmedas o ríos). En época reproductora está ligado a zonas arboladas donde situar el nido, si bien no precisa necesariamente de la existencia de grandes bosques, por lo que se lo puede encontrar en sotos, dehesas, bosquetes isla y pinares, en general a altitudes modestas. Para cazar prefiere las áreas más o menos abiertas, con pastizales, eriales y paisajes en mosaico, así como las orillas 4 de ríos y humedales.

Alimentación

Sus preferencias alimentarias están presididas por el más absoluto eclecticismo, por lo que en su dieta se incluyen las más variadas presas, desde pequeños roedores hasta conejos, además de aves, anfibios, reptiles, peces y grandes insectos. Dado que sus capacidades predadoras no son muy notables, es frecuente que capture, sobre todo, presas disminuidas, enfermas o jóvenes. De hábitos marcadamente carroñeros, esta rapaz se encuentra muy ligada a la existencia de basureros, muladares, granjas, pueblos y, en general, a cualquier actividad humana que le pueda proporcionar alimento fácil, como sucede en las carreteras, que el milano patrulla incansablemente a la búsqueda de las víctimas ocasionadas por el tráfico rodado. Frecuentemente practica el cleptoparasitismo (o robo del alimento a otros predadores), tanto hacia otras rapaces como hacia miembros de su misma especie. Por último, es un hecho habitual que los milanos negros exploten las situaciones de superabundancia de alimento que puedan producirse en el territorio que frecuentan, tales como plagas de topillos y langostas, concentraciones de peces y cangrejos en aguas poco profundas o picos de abundancia de conejos enfermos o muertos por mixomatosis. Los individuos no reproductores, muy móviles, tienden a concentrarse en puntos con abundancia de alimento, tales como basureros, muladares o mataderos, cerca de los cuales constituyen habitualmente nutridos dormideros.

Desplazamientos

Es una rapaz estival en la Península, al igual que sucede en el resto del contingente europeo. Los individuos reproductores en Europa invernan en África tropical, aunque los ibéricos a veces solo se desplazan hasta Marruecos. El abandono de las zonas de cría se produce a lo largo de agosto, momento en el que los milanos negros se encaminan hacia los estrechos que les faciliten el cruce hasta el continente vecino. En el estrecho de Gibraltar se producen grandes concentraciones de ejemplares —entre 40.000 y 60.000 aves— que esperan el momento propicio para realizar la travesía; un porcentaje elevado de esos milanos son ibéricos, ya que una parte importante de los efectivos centroeuropeos no presenta una ruta migratoria clara y puede ganar África tanto por Gibraltar como cruzando el Bósforo. Desde el mes de febrero se constata el regreso de los primeros milanos negros hacia sus lugares de reproducción. A pesar de ser un ave netamente estival, cada vez resulta más habitual la presencia de algunos ejemplares durante el invierno, en particular en algunos puntos de Andalucía occidental y Extremadura, donde los milanos negros con frecuencia se integran en dormideros de milano real. Un dato de gran interés relacionado con la biología de esta especie lo constituye su práctica de formar dormideros estivales, en los que se integran grandes cantidades de adultos no reproductores e inmaduros, procedentes de zonas situadas a varios kilómetros del emplazamiento, por lo común algún soto, eucaliptal o bosquete. Estos dormideros se mantienen activos hasta el momento de la migración posnupcial.

Reproducción

Cuando el macho de milano negro retorna de África —con cierta antelación respecto a la hembra—, toma posesión de su territorio habitual en espera de que regrese su compañera y se reanuden los lazos de pareja. En ese momento, ambos vuelan sobre sus dominios a la vez que emiten constantes señales sonoras. Poco después, el macho emprende el arreglo del nido, que es una tosca construcción de palos situada en la horquilla principal del árbol o en una gran rama, a la que añade una variopinta colección de plásticos, papeles y otros restos, en general de colores llamativos. En estas plataformas —usadas durante varias temporadas—, la hembra deposita de uno a cinco huevos (comúnmente dos o tres), que incubará en solitario durante 26-38 días, mientras el macho se ocupa del aporte de alimento y de la defensa del territorio. Cuando los pollos cuentan con 30-35 días ya toman solos el alimento y, poco después, exploran los alrededores. Su plumaje se desarrolla completamente en unos 42 días. Finalmente, realizan los primeros vuelos, si bien permanecerán todavía un tiempo en las inmediaciones del lugar donde nacieron. Aunque la especie puede criar en solitario, el carácter gregario del que hace gala en casi todas las facetas de su biología la lleva a reproducirse con gran frecuencia en colonias más o menos numerosas o, cuando menos, en la cercanía de otras parejas con las que comparte el área de campeo.

Amenazas y Conservación

Las amenazas que padece el milano negro son variadas; la más importante es, sin duda, el uso ilegal de veneno, al que la especie resulta muy sensible, así como los accidentes en tendidos eléctricos y la persecución directa. En algunos lugares puede verse notablemente afectado por la desaparición de las tradicionales fuentes de alimentación, como basureros y muladares, así como por la contaminación por productos fitosanitarios o rodenticidas. El atropello es una causa frecuente de muerte en muchos lugares, en tanto que la desaparición de las zonas de nidificación o de los dormideros habituales pueden considerarse factores de riesgo que actúan a nivel local. Se incluye en el Libro Rojo de las aves de España como “Casi amenazado” 5 (aunque esta situación puede cambiar a la luz de los datos ofrecidos por el censo de 2005) y aparece calificado como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Aves Relacionadas

Por Canto

Meses en los que se puede ver la especie en España
  • Enero
  • Febrero
  • Marzo
  • Abril
  • Mayo
  • Junio
  • Julio
  • Agosto
  • Septiembre
  • Octubre
  • Noviembre
  • Diciembre

Esta sección es una adaptación de parte de la Enciclopedia de las Aves de España, editada por SEO/BirdLife y la Fundación BBVA en 2008

  • BBVA
  • BBVA