Culebrera europea

Erni / shutterstock

ENCICLOPEDIA DE LAS AVES DE ESPAÑA

Culebrera europea Dibujo 1

Culebrera europea

(Circaetus gallicus)

Una de las rapaces más interesantes y menos conocidas de cuantas habitan en nuestro territorio es la culebrera europea, un ave de considerable porte y aspecto característico, que une a su carácter migrador la peculiaridad de alimentarse casi en exclusiva de unas presas escasas, difíciles de cazar y muy agresivas —los ofidios—, a las que detecta, atrapa y engulle gracias a diversas adaptaciones morfológicas. Debido a lo singular de su dieta, la culebrera es un ave que no suele alcanzar grandes densidades y que se limita a sacar adelante a un solo pollo por temporada.

Aguia cobreira

Àguila marcenca

Arrano sugezalea

Short-toed eagle

Habitual

Invernante

Residente

Ocasional

De paso

Estival

Información

Clasificación

Orden Falconiformes; familia Accipitridae

Longitud

62-69 cm

Envergadura

160-175 cm

Identificación

En esta rapaz de considerable tamaño llama poderosamente la atención su voluminosa cabeza, armada de un corto pero robusto pico y dotada de grandes ojos amarillos orientados hacia el frente (dibujo 1). Los tarsos son cortos y están rematados por dedos bastante pequeños pero robustos; tanto unos como otros quedan protegidos contra las mordeduras de los ofidios por coriáceas escamas. En el plumaje de las aves adultas —muy claro en las regiones ventrales— dominan los tonos blanquecinos variablemente barrados o moteados de pardo. En el dorso, en cambio, el color se torna a tonos marrones más o menos oscuros según los ejemplares, que se extienden por la cabeza, el cuello y el pecho del ave. En vuelo se pueden observar las secundarias barradas y la larga cola, que presenta varias bandas, de las cuales la terminal es considerablemente más ancha (dibujo 2). Los ejemplares jóvenes aparecen menos barrados en las regiones ventrales, y las bandas de las secundarias y la cola resultan en ellos menos patentes. Dorsalmente, presentan colores más oscuros que los adultos y lucen un contrastado diseño en el que las rémiges — prácticamente negras— aparecen remarcadas por coberteras bastante pálidas. Las alas de los jóvenes son más estrechas que las de los adultos.
Las capacidades de vuelo de la culebrera son notables; puede permanecer interminables horas en el aire gracias a sus habilidades veleras, proporcionadas por unas alas y una cola largas y anchas. Sorprende, además, la facilidad que demuestra un ave de tan gran porte para cernirse
largo rato en un mismo punto mientras prospecta detenidamente el suelo en busca de presas.

Canto

En ocasiones deja oír su voz, especialmente durante el periodo de cría, aunque normalmente es un ave bastante silenciosa. Produce un grito vocinglero y nasal, como un trompeteo, iac iac iac, y un reclamo lastimero.

Meses en los que se puede ver la especie en España

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Todo sobre el Culebrera europea