Buitre negro - SEO/BirdLifeSEO/BirdLife
                     Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza
CONSULTA MÁS AVES
  • Nombre en Gallego Voitre negro
  • Nombre en Gallego Voltor negre
  • Nombre en Gallego Sai motza
  • Nombre en Gallego Black vulture
Especie
Todo sobre
COMPARTIR
Facebook

Buitre negro

(Aegypius monachus)

Las agrestes serranías del centro y el oeste de la Península, así como las ásperas sierras costeras de Mallorca, son el último refugio de una de las
rapaces más sobresalientes de nuestra fauna: el buitre negro, un gigante de casi tres metros de envergadura que conserva en nuestro territorio sus
mejores poblaciones de todo el mundo. Se trata de una especie estrictamente forestal que sitúa sus nidos en manchas de bosque mediterráneo y pinares.

Descripción

Clasificación

Orden Falconiformes; familia Accipitridae

Longitud

100-115 cm

Envergadura

265-290 cm

Identificación

Se trata de la rapaz más grande de Europa y una de las aves más voluminosas de cuantas existen en el planeta. El adulto es de color pardo muy oscuro y luce una gola de plumas en torno al cuello (dibujo 1); además, presenta la cabeza cubierta de un corto plumón marrón- grisáceo y la base del enorme y robusto pico (llamada cera) de color azulado (dibujo 2). El joven del año resulta mucho más oscuro y homogéneo que el adulto, ya que luce una librea muy oscura —parece negra a cierta distancia— y tiene la cabeza casi totalmente cubierta por un plumón negruzco; la base del pico, en su caso, es de tonalidad rosada. En vuelo (dibujo 3) es inmenso, con unas alas largas, anchas y de bordes rectos que, a diferencia del buitre leonado, mantiene planas o ligeramente apuntadas hacia abajo cuando remonta o se desplaza. La cola es corta — aunque algo mayor que la del buitre leonado— y en forma de cuña.

Canto

Es un ave normalmente silenciosa.

Dónde vive

En el mundo

La especie se distribuye, aunque de manera bastante fragmentada, por el sur de Eurasia, desde la Península y Baleares hasta el norte de la India, China, Mongolia y sur de Siberia. En invierno, las poblaciones orientales migran a Sudán, oriente de Pakistán y noreste de Corea.

En España

En la actualidad, se encuentra muy ligado a las grandes extensiones forestales mediterráneas, generalmente situadas en regiones remotas, escasamente accesibles y poco habitadas del cuadrante suroccidental de la Península (Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Andalucía), así como en Baleares, donde ocupa la isla de Mallorca. No obstante, en épocas relativamente recientes, este necrófago se extendía por diferentes localidades del Sistema Ibérico, las serranías béticas, los páramos burgaleses o las sierras del Prepirineo.

Desplazamientos

Se trata de una especie absolutamente sedentaria, tanto en la Península como en Baleares (no así en otras regiones de su distribución mundial), ya que los adultos no abandonan en ningún momento las inmediaciones del territorio de nidificación. El caso de los ejemplares inmaduros es diferente, pues al dispersarse llegan a zonas bastante alejadas de las colonias donde nacieron, como las marismas del 3 Guadalquivir, las sierras prepirenaicas, las llanuras cerealistas de ambas Mesetas o algunas localidades de Levante y la cornisa cantábrica.

Poblaciónón

La población europea se ha estimado en un máximo de 1.700 parejas, de las cuales al menos unas 1.300 son españolas. La evolución del contingente español es esperanzadora. Desde que se realizó el primer censo nacional de la especie en 1973, que registró 190 parejas en 15 núcleos, hasta el presente, en que se sobrepasan las 33 colonias conocidas, el buitre negro ha experimentado un aumento espectacular —aun teniendo en cuenta las carencias de los primeros censos—, pues ha multiplicado por siete el número de parejas reproductoras. Las principales colonias de cría se encuentran en el Parque Nacional de Cabañeros y, sobre todo, en el Parque Nacional de Monfragüe, donde se concentra la mayor agrupación de parejas conocida en todo el mundo.

Cómo vive

Hábitat

A la hora de reproducirse, el buitre negro es un ave muy forestal sin preferencia por una u otra especie arbórea, si bien en nuestro territorio ocupa, principalmente, bosques mediterráneos de alcornoques, encinas y pinos, así como pinares montanos; asimismo, se conocen nidos en robles melojos, alisos e, incluso, enebros. En Mallorca se instala en pinos que crecen al borde de cantiles marinos inaccesibles. Excepcionalmente, se han encontrado nidos de este buitre en cortados rocosos y aun en el suelo. Su hábitat de alimentación no coincide exactamente con el de reproducción y, aunque frecuentemente sobrevuela laderas de matorral y arbolado más o menos disperso, no es raro que recorra un buen número de kilómetros hasta alcanzar áreas que, por la experiencia acumulada durante años, sabe ricas en recursos. Así, es usual ver a estas grandes aves —con frecuencia, en compañía de otros carroñeros— patrullando dehesas, pastizales, áreas de matorral ralo y baldíos.

Alimentación

El buitre negro es menos gregario que su pariente el leonado y, además, suele prospectar el terreno meticulosamente y a una altura inferior. Gracias a esta estrategia puede detectar y aprovechar pequeñas carroñas, incluso en zonas de espesura, y, en consecuencia, fuera del alcance de otras especies propensas a centrarse en cadáveres mayores y en zonas más despejadas. Es así como en la dieta de este gran carroñero se incluyen numerosas especies propias de áreas relativamente cerradas, así como multitud de carroñas de pequeños y medianos animales. De entre ellos adquiere particular relevancia el conejo, que constituye un pilar fundamental de la alimentación de la rapaz cuando muere masivamente por causa de las epidemias que asolan sus poblaciones. No obstante, el buitre negro también frecuenta muladares y basureros, o se alimenta de carroñas de animales domésticos de gran tamaño, como vacas, cabras, ovejas o cerdos, ante los que —dada su fuerza y tamaño— suele imponerse a otros comensales.

Desplazamientos

Se trata de una especie absolutamente sedentaria, tanto en la Península como en Baleares (no así en otras regiones de su distribución mundial), ya que los adultos no abandonan en ningún momento las inmediaciones del territorio de nidificación. El caso de los ejemplares inmaduros es diferente, pues al dispersarse llegan a zonas bastante alejadas de las colonias donde nacieron, como las marismas del 3 Guadalquivir, las sierras prepirenaicas, las llanuras cerealistas de ambas Mesetas o algunas localidades de Levante y la cornisa cantábrica.

Reproducción

El ciclo reproductor de esta rapaz resulta particularmente largo. Se inicia en enero, con la ejecución de los vuelos nupciales de la pareja —que está unida de por vida— y con la construcción o reparación del nido. Este consiste en una gigantesca acumulación de palos, en cuya elaboración participan ambos sexos, que puede llegar a medir cuatro metros de diámetro por tres metros de altura (aunque normalmente es menor) y pesar varios cientos de kilos (dibujo 4). En tales plataformas — revestidas de hojas frescas, lana y otros materiales— la hembra deposita, en febrero o marzo, un solo huevo, que será incubado por ambos 4 progenitores durante 50-55 días. El pollo nace, generalmente, en abril o mayo y es atendido por los dos adultos durante un largo periodo de tiempo, ya que habitualmente permanece en el nido hasta las postrimerías del verano (dibujo 5), si bien los lazos familiares suelen mantenerse un par de meses más, hasta bien entrado el otoño. Es una especie relativamente colonial a la hora de reproducirse, pero no tanto como su cercano pariente el buitre leonado, de manera que las agrupaciones de cría son bastante inconexas y entre los nidos suelen mediar distancias de decenas o cientos de metros.

Amenazas y Conservación

El buitre negro ha sufrido durante siglos una persecución indiscriminada e injustificada que lo llevó al borde de la extinción. Actualmente —al margen
de alguna muerte provocada por cazadores desaprensivos—, el principal problema para la especie radica en las molestias humanas causadas por el tránsito de personas cerca de los nidos (corcheros, carboneros, pastores, excursionistas) y por actividades diversas en las cercanías de las colonias (apertura de pistas y cortafuegos, trabajos forestales, etc.). Por otro lado, debido a las nuevas normativas en relación con la retirada de animales muertos del campo y el tratamiento de sus restos, se han reducido sus recursos alimenticios procedentes de muladares y de la ganadería
extensiva, aunque por el momento esto no parece suponer una amenaza inmediata, al menos en algunas regiones. Sí es preciso denunciar, en
cambio, el repunte de un problema que se creía controlado en nuestro territorio y que actualmente está causando enormes pérdidas en la población de este y otros carroñeros; se trata del uso ilegal del veneno a manos de auténticos delincuentes que pretenden —bajo la excusa de proteger los recursos cinegéticos— eliminar de manera indiscriminada y no selectiva a todo tipo de predadores. El buitre negro se incluye en el Libro Rojo de las aves de España en la categoría de “Vulnerable” y aparece calificado como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Aves Relacionadas

Por Aspecto Físico

Meses en los que se puede ver la especie en España
  • Enero
  • Febrero
  • Marzo
  • Abril
  • Mayo
  • Junio
  • Julio
  • Agosto
  • Septiembre
  • Octubre
  • Noviembre
  • Diciembre

Esta sección es una adaptación de parte de la Enciclopedia de las Aves de España, editada por SEO/BirdLife y la Fundación BBVA en 2008

  • BBVA
  • BBVA