La campaña "Ave del Año 2016" está protagonizada por Forges y Toño Fraguas

Bueno para el gorrión, bueno para todos

>> Se estima que la población europea de esta especie, ligada al ser humano desde su origen, ha caído un 63% en los últimos 30 años

>> El descenso del número de gorriones discurre en paralelo a la pérdida de biodiversidad urbana en las ciudades

>> Los científicos siguen investigando las causas de este declive cuyas causas también podrían estar afectando a su vecino, el ser humano

>> El próximo domingo, 20 de marzo, es el Día Internacional del Gorrión

---

18 de marzo de 2016

Llevan siglos conviviendo con el ser humano en  pueblos y ciudades de casi cualquier parte del mundo. La coexistencia es tan estrecha que rara vez se les ve en municipios abandonados. Sin embargo, el gorrión común tiene problemas: se estima que su población en Europa ha caído un 63% en solo 30 años, y las alarmas han saltado en grandes urbes como Londres, donde su presencia ha pasado a ser muy escasa.

Los científicos siguen investigando las causas de este declive que también podrían estar afectando a su vecino, el ser humano. Para concienciar sobre su conservación y llamar la atención sobre la calidad ambiental de nuestras ciudades, SEO/BirdLife ha nombrado Ave del Año 2016 a esta especie tan próxima que celebra, el próximo domingo, 20 de marzo, su día internacional.

Y es que, si es bueno para el gorrión, es bueno para todos. Ese es el mensaje que pretende plasmar el vídeo que acompaña a esta edición de "Ave del Año", protagonizado y escrito por Forges y Toño Fraguas. En él, ambos hablan "de gorrión a gorrión".

Según datos de SEO/BirdLife, en España había unos 165 millones de gorriones en 2006. En solo diez años, la población reproductora de nuestro país se ha reducido en unos ocho millones de ejemplares. La caída es más acusada en la meseta norte y Aragón que en la mitad sur del país.

En el continente europeo, el descenso no ha cesado desde la década de 1980 y, según los registros, fue especialmente acusado entre 1970 y 1980. Solo en Reino Unido se perdieron 10 millones de ejemplares en esos diez años. Afectó tanto a poblaciones rurales como urbanas.

¿Por qué desaparece el gorrión?

El gorrión es un ave sedentaria, por lo que las causas de su declive están muy unidas a su entorno inmediato. Así, en el caso del medio rural, podría estar asociado a la intensificación agraria, al empleo abusivo de plaguicidas o a su despoblamiento generalizado.

En las ciudades, la pérdida de poblaciones puede estar vinculada al electromagnetismo generado por la multitud de antenas que nos rodean, a la contaminación, al aumento de la depredación y a la competencia con especies invasoras. También existe una creciente dificultad para encontrar alimento, especialmente en época de cría, cuando los pollos precisan el aporte proteínico de larvas e insectos. A ello se añade la escasez de zonas verdes y de lugares para nidificar: los gorriones suelen instalarse en huecos de edificaciones humanas o de viejas ramas de árbol y, en la actualidad, los edificios de nueva construcción son cada vez menos amigables y todas las ramas viejas de árbol de nuestros parques son retiradas para evitar problemas con el público.

Biodiversidad urbana

El gorrión es, desde su origen, una de las especies más abundantes y extendidas en medios muy humanizados. Por eso, su declive debe estar reflejando cambios ambientales que afectarán también a otras especies silvestres, para bien o para mal, y sobre todo a la otra especie más común en medios urbanos: nosotros.   

La desaparición de esta ave surge en paralelo a la pérdida de biodiversidad en pueblos y ciudades. Por eso, su distinción como Ave del Año también da luz a los esfuerzos que SEO/BirdLife realiza desde hace diez años para defender y mejorar la biodiversidad urbana. Al cabo, la naturalización de la sociedad debe iniciarse en los lugares donde vive en torno al 80% de la población española, en las ciudades.

“No se trata de una cuestión anecdótica: menos biodiversidad urbana significa más contaminación, más emisiones de CO2, menos zonas verdes y, por tanto, entornos menos saludables. No lo olvidemos: la presencia de gorriones es un indicador de la calidad de vida de un entorno. Tenemos que cuidarlos defendiendo la biodiversidad de nuestros municipios. SEO/BirdLife está comprometido a logarlo”, indica la directora ejecutiva de la organización ambiental, Asunción Ruiz.

“Quienes viven, y vivimos, en las ciudades debemos apostar por incorporar, gestionar y proteger espacios para la biodiversidad. Y como conocer es conservar, de esta manera contribuiremos a que el medio ambiente sea también prioridad para nuestros Gobiernos”, añade.

“La pérdida de biodiversidad en el mundo es tal que a la lista de especies amenazadas -que incluye al águila imperial ibérica o al urogallo- se están sumando especies que tradicionalmente han convivido con el ser humano. Un caso evidente es el gorrión común”, señala el coordinador del área de Seguimiento de SEO/BirdLife, Juan Carlos del Moral. 

“A la ya larga relación de de especies en peligro ligadas a medios agrarios se empiezan a unir especies que, al haber evolucionado en íntimo contacto con los asentamientos humanos, dependen ahora de ellos para su supervivencia. Se trata por tanto de un nuevo problema de conservación -similar al que ya ocurre con otros hábitats como estepas, bosques o humedales-, que debemos afrontar por nuestra responsabilidad para con el resto de organismos a los que afectamos negativamente”, apunta el presidente del Comité Científico de SEO/BirdLife e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Mario Díaz.

“Dependemos en gran medida de la salubridad de pueblos y ciudades para nuestro propio bienestar. Por eso, el declive de una especie que se ha adaptado a vivir en medios urbanos, de modo completamente salvaje, puede indicar disfunciones crónicas del sistema que a la larga pueden perjudicarnos”, añade.

“Las zonas urbanas están aumentado de un modo exponencial en el mundo y suponen retos extremos para los seres vivos. El modo en que estos organismos están respondiendo a estos retos puede servirnos para mejorar nuestra propia capacidad de supervivencia y bienestar. No todos los humanos que viven en ciudades lo hacen en cómodas viviendas que les protegen de lo que ocurre fuera cuando se ponen mal las cosas”, concluye el investigador.   

20 de marzo, día mundial del gorrión

Impulsada por decenas de organizaciones conservacionistas, cada 20 de marzo se celebra el Día Mundial del Gorrión, una cita con la que se pretenden concienciar sobre la preocupante situación de esta especie que también evidencia el progresivo deterioro de nuestro entorno más cercano.

Es asimismo la fecha decida por SEO/BirdLife para lanzar la campaña del Ave del Año 2016 que, bajo el lema ‘Bueno para el gorrión, bueno para ti’, organizará a lo largo del año actividades en todo el país. 

El próximo domingo, la organización anima a la ciudadanía a compartir imágenes del gorrión en redes sociales utilizando la etiqueta #Gorrioners 

---

Fotografías del gorrión común, imágenes de vídeo en bruto y el vídeo 'De gorrión a gorrión', con Forges y Tono Fraguas, están disponibles en este enlace

El corto en Youtube, aquí.

Información y entrevistas:

Comunicación SEO/BirdLife - prensa@seo.org // 91 434 09 10

---