El 11% de las 700 nuevas especies de aves ‘descubiertas’ se encuentran amenazadas

Recién ‘descubiertas’ y ya amenazadas: la nueva edición de la Lista Roja de Especies amenazadas de la UICN, presentada hoy en el COP13 sobre Biodiversidad de Cancún (México), ha incluido más de 700 nuevas especies de aves. Sin embargo, más de una décima parte de estas especies se hallan En peligro de extinción. El informe, presentado en la COP13 que se celebra estos días en Cancún,  también alerta sobre el estado de algunas especies de loros, como el loro gris o yaco, famoso por su habilidad para imitar la voz humana y cuyas poblaciones silvestres están desapareciendo.

Este año, el mundo ha conocido a 742 nuevas especies de aves, todas ellas añadidas a la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por primera vez, el número de aves recogidas en el informe supera las 11.000 especies, alcanzando la cifra de 11.121, gracias al trabajo de revisión taxonómica realizado por BirdLife International –federación conservacionista a la que pertenece SEO/BirdLife, que ha aportado la información relativa a España–, en colaboración con Handbook of the Birds of the World.

Lamentablemente, más del 11% de las nuevas especies incorporadas a la lista han sido incluidas en alguna categoría de amenaza, lo cual las convierte en especies prioritarias para las acciones de conservación. 

La evaluación también revela que algunas de las aves de jaula más codiciadas, fundamentalmente especies de loros o cotorras, podrían dejar de existir en estado salvaje si no se adoptan medidas urgentes. Se trata de especies icónicas, conocidas por todos los aficionados a la ornitología en todo el mundo, que se enfrentan a la extinción debido al aumento de las capturas y a la pérdida de su hábitat. 

Indonesia. Foto: Peter Nijenhuis

La presión es especialmente significativa en Asia. En la actualidad, existen evidencias de niveles insostenibles de capturas de aves silvestres en el continente, especialmente en Java, que deterioran el estado de conservación de múltiples especies, incluyendo a un elevado número de aves en las categorías de amenaza más alta o que han visto cómo su riesgo de extinción subía en la evaluación de 2016. El capuchino arrocero de Java, el lori pechiescarlata y la cacatúa sulfúrea son algunas de las especies que están sufriendo este impacto.

El comercio de especies tiene también efectos devastadores en África, donde el loro gris o yaco ha visto cómo su estado de conservación pasa de la categoría ‘Vulnerable’ a ‘En peligro’ por primera vez. Un estudio liderado por BirdLife International concluye que, en algunas partes del continente, el número de ejemplares de la especie ha descendido en un 99%.

 

Loro gris. Foto: Ken Schwarz

Loro gris. Foto: Ken Schwarz

Con todo, hay buenas noticias en la nueva Lista Roja de de Especies Amenazadas. Algunas de las especies más raras y vulnerables del planeta –aquellas que solo habitan pequeñas y aisladas islas–– han mejorado su estado de conservación. Es el caso del camachuelo de las Azores, el chorlitejo de San Helena o el anteojitos de Marianne, propio de las Seychelles. Gracias a los incansables esfuerzos en conservación, sus poblaciones se recuperan después de haberse acercado a la extinción. 

“La diversidad de la avifauna se había subestimado en más de un 10%, lo que significa que una décima parte de las especies de aves del mundo volaban sin ser detectadas por el radar de la conservación. El conocimiento de nuevas especies que aporta la edición actualizada de la Lista Roja Mundial de Especies Amenazadas nos ayudará a determinar las prioridades de conservación y financiación en el futuro”, indica Ian Butterfield, coordinador de Global Science. 

La situación en España

La Lista Roja de la UICN incluye 379 especies y subespecies de aves presentes en España.  La especie más amenazada es la pardela balear, que además es el ave marina más amenazada de Europa y está considerada por la UICN como “En Peligro Crítico”. 

La revisión incorpora una nueva especie: el pinzón azul de Gran Canaria, hasta ahora reconocida como subespecie del pinzón azul del Teide. Se suma a la lista de aves en la categoría “En Peligro”, y se une así a otras dos especies incluidas en este nivel de amenaza: la malvasía cabeciblanca y el alimoche común. Otras 12 especies se encuentran catalogadas como “Vulnerables”, entre ellas, especies tan emblemáticas y amenazadas en España como el águila imperial ibérica, la avutarda o la tórtola europea. 

Debido al estado de sus poblaciones, otras 23 especies también se encuentran catalogadas como “Casi amenazada”, es decir a punto de pasar a la categoría de “Vulnerable” si su situación no cambia.

Pinzon azul de gran canaria. Foto: M.A. Peña

Pinzón azul de gran canaria. Foto: M.A. Peña

 

Información complementaria:

La incorporación de nuevas especies forma parte de una revisión taxonómica integral de la lista, dividida en dos partes. Esta segunda actualización se ha centrado en las aves paseriformes y ha permitido el reconocimiento de 742 nuevas especies que, hasta la fecha, se consideraban subespecies de otras especies. El nuevo número de paseriformes, un gran orden que incluye a más de la mitad de aves del mundo (las que comúnmente se conocen como pájaros), asciende a 6.649. La diversidad de este grupo se había infravalorado en al menos un 10%. BirdLife aplica un único y consistente enfoque taxómico para analizar todas las aves, lo que ha elevado el número de especies reconocidas por encima de las 11.000. Se da la circunstancia de que, entre las nuevas especies reconocidas, ya hay aves extintas. Se trata de endemismos de islas.

 

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO