Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

En los últimos años, 86 aves protegidas han sido abatidas en el Parque Natural de L’Albufera

Maruján, una hembra de águila calzada a la que SEO/BirdLife realiza seguimiento, ha sido una de las últimas aves protegidas en sufrir el impacto de un disparo en el Parque Natural de L’Albufera de Valencia. SEO/BirdLife estudia, gracias a un emisor satélite, la migración e invernada de Maruján desde hace tres años como parte del programa Migra, que cuenta con el apoyo de la Fundación Iberdrola España.

Maruján fue disparada en Sueca hace unos días. Fue operada por los veterinarios del centro de El Saler, que le extirparon del carpo varios perdigones de plomo. En estos momentos, se encuentra en fase de recuperación”, detalla Pablo Vera, técnico de la delegación de Valencia de SEO/BirdLife.

Un número mucho mayor

El suceso refrenda la tendencia al alza de ingresos por disparo de aves no cinegéticas. Según información facilitada por la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural, el Centro de Recuperación de Fauna La Granja de El Saler registró, entre 2010 y 2015, la entrada de 86 aves protegidas de 25 especies diferentes por estas mismas causas. Entre ellas, destacan diecisiete ejemplares de cormorán grande, diez flamencos, diez cernícalos vulgares, seis calamones, cinco busardos ratoneros y cinco aguiluchos laguneros.

“El número real de aves protegidas abatidas seguramente es mucho mayor ya que únicamente llegan al centro de recuperación aquellas aves que quedan cerca de lugares donde son visibles para los distintos usuarios del espacio o los agentes medioambientales. Las aves que caen en el interior de arrozales y en zonas inundadas, así como las que son retiradas y escondidas raramente se encuentran”, asegura Vera.

Especies en peligro de extinción

Entre la extensa lista de aves tiroteadas figura un ejemplar de avetoro, especie catalogada como “en peligro de extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, y cinco ejemplares de aguilucho lagunero, especie catalogada como “en peligro de extinción” en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazada.

avetoro

“Este tipo de sucesos vulneran muchas de las normativas nacionales y europeas de protección de la naturaleza. Además, se están incumpliendo preceptos básicos de las leyes que regulan las actividades cinegéticas: la prohibición de cazar especies no cinegéticas protegidas, la práctica de la caza en zonas no permitidas y el uso de munición de plomo en humedales”, apunta Nicolás López, técnico del Área de Conservación de SEO/BirdLife.

“La presencia de perdigones de plomo en los humedales es un grave problema de conservación, que provoca serias intoxicaciones a las aves y es la causa de la muerte anual de cientos de miles de ellas, motivo por el que el uso de esta munición en humedales protegidos se prohibió por la Ley 42/2007. Los datos facilitados por la conselleria podrían indicar que en L’Albufera hay un incumplimiento de esta prohibición generalizado y continuado en el tiempo”, concluye Nicolás López.

Lugar de gran importancia para las aves acuáticas

“SEO/BirdLife considera imprescindible y urgente que se asegure el cumplimiento de la normativa cinegética en L’Albufera, pero también es fundamental una revisión y mejora de las normas que regulan esta actividad, para hacerla compatible con la conservación de los valores ambientales y el uso público de este espacio de la Red Natura 2000”, señala Mario Giménez, delegado de SEO/BirdLife en la Comunitat Valenciana.

Este parque natural es un espacio clave para la conservación de la biodiversidad en el continente europeo y por ello está incluido en la lista del Convenio de Ramsar de humedales de importancia internacional. Es un punto estratégico para la invernada de anátidas y otras aves acuáticas como el flamenco común, el cormorán grande o el morito común, y de rapaces como el aguilucho lagunero o el águila calzada.

“El incumplimiento sistemático de la normativa cinegética pone en peligro la conservación de las aves en este espacio y supone una importante fuente de conflictos con el arraigado uso público del parque natural. Con todo, estamos en un buen momento para mejorar la normativa que regula la caza en L’Albufera, puesto que el Plan Rector de Uso y Gestión del parque natural se encuentra en fase de revisión y los Planes Técnicos de los acotados incluidos en el mismo acaban ciclo a principios de 2016”, concluye Giménez.

SEO/BirdLife solicitará a la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rura que se realice una profunda revisión de los Planes Técnicos de los cotos de caza del parque natural y reclama la redacción y aprobación de un Plan Marco de Caza que los coordine y que regule aspectos tales como el establecimiento de cupos y la delimitación de las zonas de reserva. Asimismo, la organización solicita, y considera muy importante, que se aumente la dotación de medios para apoyar el trabajo y esfuerzo realizado por los Agentes Medioambientales y el Seprona.

Por último, SEO/BirdLife solicitará conocer si los 42 informes remitidos al Servicio de Caza y Pesca de la Conselleria sobre la caza de especies protegidas en los acotados de l’Albufera y el uso de munición de plomo han provocado la apertura de algún expediente y si han derivado en alguna medida sancionadora contra los posibles culpables o los cotos en los que se han producido los hechos.

 

 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Noticias, Noticias Pagina Inicio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.