El Programa Antídoto pide un impulso a la lucha contra el veneno en Canarias

  • Las ONG ambientales españolas se reúnen en Gran Canaria para abordar el problema de lucha contra el uso ilegal del veneno en la fauna silvestre.

 

  • Los días 8 y 9 de octubre de 2015 se ha celebrado en las Palmas de Gran Canaria la reunión anual del Programa Antídoto en la que participan diferentes ONG ambientales españolas.
Alimoches, concretamente el canario (guirre) tiene el uso del veneno como una seria amenaza

Alimoches. Concretamente el canario (guirre) tiene el uso del veneno como una seria amenaza para su conservación.

Durante la reunión del Programa Antídoto se acordó solicitar al Gobierno de Canarias un impulso al desarrollo de estrategia contra el uso ilegal de cebos envenenados en Canarias. En la reunión mantenida con Dirección General de Conservación de la Naturaleza, los miembros del Programa han resaltado la gravedad del problema en Canarias y necesidad de adoptar medidas eficaces para erradicar este delito que afecta especies tan emblemáticas y amenazadas como el guirre-alimoche. El Gobierno Canario se ha comprometido a disponer los medios suficientes para la aplicación de la Estrategia y a la coordinación entre los diferentes actores implicados, incluidas administraciones y agentes de la autoridad ambiental.

 

Situación en el resto de España.

Otra de las cuestiones tratadas por el programa antídoto ha sido la necesidad de abordar la revisión de la Estrategia Nacional de Lucha contra el Veneno, que acumula un retraso de cinco años. También se ha subrayado la importancia de mantener medio de investigación del delito, como las patrullas caninas para la detección de cebos envenenados, así como la realización de análisis toxicológicos de los casos detectados. Estos análisis son fundamentales para la resolución de los casos, como también los son los centros de recuperación de fauna silvestre de las diferentes comunidades autónomas para diagnosticar los casos de envenenamiento.

 

Agentes examinando cebos envenenados. ©EAV

Agentes examinando cebos envenenados. ©EAV

El uso de cebos envenenados

El uso de cebos envenenados para el control ilegal de depredadores en el medio natural es una práctica que, pese a estar tipificada como delito, no se consigue erradicar en nuestro país. Los efectos del veneno sobre la fauna son devastadores, provocando muertes en cadena que afectan a multitud de ejemplares de muy diferentes especies. El uso ilegal de veneno pone aún más en peligro la supervivencia de especies gravemente amenazadas en cuyos planes de recuperación se están invirtiendo importantes  esfuerzos y dinero público, como el águila imperial ibérica, el oso pardo, el quebrantahuesos,  el alimoche, el milano real o el buitre negro, entre otras muchas.

 

El Programa Antídoto

El Programa Antídoto surge en 1997, fruto de la preocupación de varias entidades por la repercusión catastrófica que, sobre la vida silvestre y, en especial, sobre importantes especies amenazadas, estaba teniendo el uso masivo de veneno en el medio natural. Está integrado por diez ONG dedicadas a la conservación de las especies más afectadas por el problema del veneno: Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), Ecologistas en Acción, FAPAS, Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), WWF/España , Grupo de Recuperación de la Fauna Autóctona (GREFA), Fundación Oso Pardo (FOP),  Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), Fondo para la Conservación del Buitre Negro (BVCF) y  la Asociación de Veterinarios de Fauna Silvestre (AVAFES Canarias).

La unión de todas estas organizaciones ha servido para impulsar algunas iniciativas importantes en la lucha contra el veneno. Además de trabajar para que la sociedad conozca este problema, elaboró un  Protocolo de Actuación para casos de envenenamiento de fauna, que sirvió para unificar los criterios de recogida de los cadáveres, y participó en la redacción de la Estrategia Nacional contra el Uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural, aprobada por la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza en el año 2004.

La participación ciudadana es imprescindible para conocer y denunciar aquellos casos de veneno que se dan el medio natural. Por ello, el Programa Antídoto pone a disposición de la sociedad el teléfono gratuito SOS VENENO 900 713 182, para que los ciudadanos llamen en caso de encontrarse ante un caso de animal envenado o de un cebo con veneno.

 

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X