Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Algunas águilas calzadas ya no invernan en África

Dos de las 23 águilas calzadas marcadas con emisores GPS se han quedado a invernar en el Levante español. Las aves fueron marcadas dentro del programa Migra que lleva a cabo SEO/BirdLife con la colaboración de Fundación Iberdrola desde 2011. Tras cuatro años marcando águilas calzadas y la información obtenida de 23 aves ya conocemos con más detalle la migración y zonas de invernada de las águilas calzadas: desde el Sahel africano hasta el Levante español.

 

El ejemplar de águila calzada marcada con emisor GPS-GSME en el Parque Nacional de Cabañeros y bautizado como Raña ©Ángel Gómez Manzaneque

El ejemplar de águila calzada marcada con emisor GPS-GSME en el Parque Nacional de Cabañeros y bautizado como Raña ©Ángel Gómez Manzaneque

 

En  otoño las águilas calzadas habitualmente volaban hasta África para pasar el invierno, sin contar con la población balear aparentemente sedentaria. O al menos así era hasta los años 80 del siglo pasado. Desde entonces el número de águilas calzadas que se observan en invierno en la península Ibérica ha ido incrementándose poco a poco, y actualmente se le considera una especie invernante, aunque en muy escaso número, en las costas de Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana. Pero, ¿de dónde proceden estas águilas calzadas que se quedan en España durante el invierno?

 

Las nuevas tecnologías de seguimiento remoto, como las empleadas en el programa Migra de SEO/BirdLife, están permitiendo desvelar las distintas estrategias migradoras de las aves e incluso las distintas estrategias dentro de una misma especie. En este caso concreto, nos están desvelando con más detalle los nuevos casos de invernada de esta rapaz en España.

 

“Gracias al programa Migra sabemos que al menos parte de las águilas calzadas que pasan el invierno en la península Ibérica proceden de nuestras poblaciones reproductoras, que por alguna razón han preferido quedarse cerca de sus zonas de cría, antes que volar hasta el África subsahariana” afirma Ana Bermejo, coordinadora del programa Migra de SEO/BirdLife.

 

Invernando en Levante 
Este invierno, dos de las águilas calzadas marcadas con emisores GPS se han quedado a invernar en España: una procede de Málaga y la otra de Ciudad Real.

 

NP_2014_12_23 Mapa migracion Calzadas Levante

Mapa de la migración de ‘Maruján’ y de ‘Raña’ (Fuente: programa Migra de SEO/BirdLife).

 

‘Maruján’ una hembra adulta de águila calzada, fue marcada con emisor satélite GPS en el Parque Natural Montes de Málaga en julio de 2013. Por segundo año consecutivo se ha quedado a invernar en el Levante español, en concreto en la desembocadura del río Júcar, y exactamente en el mismo lugar que eligió el año pasado. El otro ejemplar, ‘Raña’, es un macho adulto marcada en junio se este año en el Parque Nacional de Cabañeros. Su marcaje se pudo desarrollar gracias a la ayuda prestada por colaboradores del grupo SEO-Málaga, agentes de Medio Ambiente, y personal del Parque Natural Montes de Málaga y del Parque Nacional de Cabañeros.

 

Estas dos águilas calzadas han encontrado cerca de la desembocadura del río Júcar una zona adecuada para pasar el invierno, a tan solo 300-450 kilómetros de sus nidos, sin necesidad de realizar el largo viaje hasta el África subsahariana. Se están alimentando en zonas de arrozal y cultivos de regadío entre campos de naranjos, muy diferentes al habitual hábitat de invernada en la sabana africana.

Sin embargo, la mayoría de sus congéneres sigue volando hasta África para pasar el invierno en el Sahel, en concreto en Guinea, Mali, Mauritania, Níger y Nigeria, a 2.800-3.500 kilómetros de sus nidos.

Queda aún por desvelar porqué unas aves se marchan a África y otras se quedan en España.

Los movimientos detallados de ‘Maruján’ y ‘Raña’, así como de otras águilas calzadas que ahora están en África, se pueden consultar en www.migraciondeaves.org.

 

Programa Migra 
El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Con esta tecnología se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. La Fundación Iberdrola colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.

 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Noticias, Noticias Pagina Inicio, Valencia. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.