Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Hemos marcado 81 aves con emisores para conocer sus desplazamientos a lo largo de 2014

Gracias al marcado de aves con dispositivos de seguimiento remoto, sabemos que los milanos reales que vienen a pasar el invierno a España tardan unos 10 días en volver a sus zonas de cría en Centroeuropa, que las cigüeñas blancas adultas se quedan en su mayoría a invernar en España, o que las carracas invernan en Namibia y Bostwana a 10.000 kilómetros de sus nidos.

 

El ejemplar de águila calzada marcada con emisor GPS-GSME en el Parque Nacional de Cabañeros y bautizado como Raña ©Ángel Gómez Manzaneque

El ejemplar de águila calzada marcada en 2014 con emisor GPS-GSM en el Parque Nacional de Cabañeros y bautizado como Raña ©Ángel Gómez Manzaneque

 

Estas son algunas de las novedades que en los últimos años ha aportado el programa Migra, desarrollado por SEO/BirdLife desde 2011 con el apoyo de Fundación Iberdrola, para conocer los desplazamientos, rutas migratorias, áreas de invernada y movimientos dispersivos de todas las especies de aves presentes en España.

 

Y lo más novedoso es que toda la información está disponible en la página web del programa Migra: www.migraciondeaves.org, que es una herramienta clave para la difusión de la migración de las aves, uno de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza. Así, todo el mundo puede disfrutar de las proezas hercúleas que realizan estos seres alados, como un joven de milano real volando más de 6.000 kilómetros en nueve meses, un vencejo común invernando en Zanzíbar, o una golondrina común que migra 3.500 kilómetros en 30 días.

 Esta página web acumula ya más de medio millón de localizaciones de 244 ejemplares de 23 especies de aves.

 

 

Milano real marcado con emisor GPS-GSM por SEO/BirdLife dentro del programa Migra © Javier de la Puente-SEO/BirdLife

Milano real marcado con emisor GPS-GSM por SEO/BirdLife dentro del programa Migra © Javier de la Puente-SEO/BirdLife

81 aves marcadas en 2014

En 2014 se ha continuado el marcaje, empezado en años anteriores, de águilas calzadas, milanos reales, cigüeñas blancas, buitres negros, autillos europeos y vencejos comunes por toda la geografía española. Los más grandes, como águilas, milanos, buitres y cigüeñas con dispositivos que llevan GPS; los más pequeños como autillos y vencejos con geolocalizadores de tan solo 0,6 gramos de peso. Por primera vez se han marcado vencejos pálidos en España con este tipo de tecnología, concretamente en Huelva.

 

Son 81 aves que ya están volando por España, Europa o África: 6 águilas calzadas, 7 milanos reales, 20 cigüeñas blancas, 1 buitre negro, 5 autillos europeos, 32 vencejos comunes y 10 vencejos pálidos, y que nos van a desvelar con todo detalle por dónde se mueven.

 

 

Tecnología al servicio de la conservación

Tan solo en los últimos años el avance de las nuevas tecnologías de seguimiento remoto ha permitido revolucionar el estudio del movimiento y la migración de las aves. Cada año, nuevas tecnologías se ponen al servicio de ornitólogos e investigadores para conocer con más detalle y precisión los movimientos que realizan. Estos nuevos sistemas de marcaje establecen la localización del ave varias veces al día durante varios años, por lo que permiten conocer cuánto tiempo permanecen exactamente en sus áreas de cría e invernada, cuándo inician su migración, por dónde la realizan o qué velocidades alcanzan.

Esta información es imprescindible para poder conservar las aves, pues necesitamos saber dónde y en qué hábitats pasan cada época del año muestras especies, para poder determinar cuáles son las amenazas que puedan ponerlas en peligro.

Los dispositivos, que varían su peso entre 70 gramos para las aves más grandes (buitres) y 0,6 gramos para las más diminutas (vencejos), se disponen sobre el ave como si de una mochila se tratase. Están diseñados de tal modo que, pasado un tiempo prudencial, se desprenden solos y de forma segura para el ave. Y mientras tanto “van recogiendo la información sobre la posición del ave que la porta, fundamental para conocer y conservar las especies, información que hasta tiempos muy recientes ni siquiera imaginábamos que pudiéramos conseguir” comenta Ana Bermejo, coordinadora del programa Migra de SEO/BirdLife.

 

Gracias al programa Migra, por primera vez se ha marcado un vencejo con un geolocalizador en España  ©Javier de la Puente SEO BirdLife

Vencejo común equipado con un geolocalizador del programa Migra ©Javier de la Puente SEO BirdLife

 

Sin duda, estamos en una nueva era en el estudio del movimiento de las aves, donde los individuos marcados, como en las películas de ciencia ficción, hacen las veces de espías para que podamos conocer todos los detalles, de dónde viven y por dónde se mueven.

 

 

Más de cien colaboradores

En este trabajo ha resultado fundamental el apoyo de numerosos colaboradores en las diferentes áreas geográficas. Más de un centenar de ornitólogos, grupos locales de SEO/BirdLife, agentes ambientales o forestales y técnicos de la Administración han ayudado en el control y búsqueda de los ejemplares a capturar y marcar en la naturaleza, y en la preparación del trabajo de campo para asegurar el éxito en la captura y marcaje de las aves. “Sin su ayuda no se habría podido trabajar en áreas geográficas tan distantes y con especies tan diferentes” resalta Ana Bermejo. La colaboración de otras entidades, además de la Fundación Iberdrola, y su apoyo ha sido fundamental. El Gobierno del País Vasco, la Comunidad de Madrid, la Estación Biológica de Doñana (CSIC), la Sociedade Galega de Ornitoloxía, la Universidad de Lund de Suecia y la organización suiza Stork Switzerland apoyan el proyecto y cooperan con SEO/BirdLife en el marcaje de aves con emisores. Otras entidades, como el Grupo SaBio del IREC (CSIC-UCLM), Junta de Extremadura, Grefa, WWF/España e Iberis ceden información de más ejemplares marcados al programa.

 

Programa Migra

El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife, -con la colaboración de la Fundación Iberdrola en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación-, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Con esta tecnología se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Estudio de especies, fenología, migración, Migración de aves, Noticias, Noticias Pagina Inicio, Trabajamos en .... Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.