La ampliación de la mina de Azkarate (Eugui, Navarra) debería suponer la anulación inmediata de la mina de Zilbeti

El Gobierno de Navarra ha otorgado una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable, como paso previo a la concesión de la Licencia Municipal por parte del Ayuntamiento de Esteribar, a la ampliación de la cantera de Azkarate en un nuevo frente denominado corta N130, situado fuera de la Red Natura y en la que la empresa Magnesitas Navarras ha encontrado suficiente mineral de buena calidad como para abastecer a su  factoría de Zubiri durante 33 años y medio.

 

Un rincón del hayedo de Zilbeti, en Navarra, amenazado por una mina a cielo abierto que quiere abrir la empresa Magna. ©SEO/BirdLife

Un rincón del hayedo de Zilbeti, en Navarra, amenazado por una mina a cielo abierto que quiere abrir la empresa Magna. ©SEO/BirdLife

 

El Gobierno de Navarra ha considerado suficiente el Estudio de Impacto Ambiental presentado para la ampliación de la mina de Azkarate en Eugui, pero nunca ha valorado a este proyecto como un complemento al de Zilbeti, tal y como interesadamente ha filtrado la empresa minera a los medios de comunicación.

 

  • La ampliación presentada por la empresa Magnesitas Navarras S.A. confirma la existencia de suficiente mineral de buena calidad para garantizar la vida de la planta de Zubiri por un largo periodo de tiempo
  •  El proyecto de Azkarate debería obligar al Gobierno de Navarra a anular la autorización a la cantera de Zilbeti, recurrida ante el TSJN

 

La existencia de mineral de magnesita, tanto en la variedad cristalizada como la de dolomías, fuera de los espacios europeos protegidos de la Red Natura 2000, hace innecesaria la apertura de la mina en Zilbeti, actualmente recurrida por las organizaciones conservacionistas SEO/BirdLife y Coordinadora Monte Alduide ante la sala de lo contencioso del TSJN, al considerar que incumple la legislación vigente y las directivas europeas.

La legislación europea impide que se pueda autorizar un proyecto que produzca un impacto sobre la Red Natura 2000, como es el caso de la mina de Zilbeti, si existen alternativas viables. El proyecto de Azkárate hace innecesaria la apertura de una nueva mina en Zilbeti para garantizar los puestos de trabajo de Magnesitas. Las ONG consideran que este será un argumento definitivo utilizado por el TSJ de Navarra en el recurso que está a punto de concluir.

A juicio de las dos organizaciones firmantes, el afán de Magnesitas por abrir la mina de Zilbeti no responde a su necesidad para mantener los puestos de trabajo, que ya están garantizados con la ampliación de Azkarate, sino por un afán de aumentar los beneficios de sus inversores extranjeros, franceses y griegos. Las ONG consideran que no es aceptable destruir nuestro patrimonio natural para satisfacer intereses económicos de holdings internacionales que además no traerán beneficios económicos para la sociedad navarra.  

 

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO