Organizaciones de toda Europa se oponen a la explotación minera en los espacios protegidos del Pirineo navarro

SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide han hecho público en rueda de prensa en Pamplona su más profundo rechazo y preocupación por el sostenido apoyo que el Gobierno de Navarra está proporcionando al desarrollo minero dentro de espacios europeos protegidos del Pirineo navarro, incluidos en la Red Natura 2000.

 

Vista del hayedo de Zilbeti. © Ramón.Elosegui- SEO/BirdLife

 

 

Uno de los principales problemas de las explotaciones mineras desarrolladas en la zona para extraer magnesitas o sílices es que afecta muy negativamente a los ecosistemas, y en especial a los objetivos de conservación que se pretenden preservar en los espacios protegidos de la Red Natura 2000. En particular, el Plan de Gestión redactado y aprobado por el Gobierno de Navarra en el año 2005 permitió crear la Zona de Especial Conservación (ZEC) del Monte Alduide, que acoge al hayedo de Antzeri (Legua Acotada, Zilbeti) siendo la primera ZEC que alcanzó este alto grado de protección en España en reconocimiento de los importantes valores naturales que posee.

 

Dentro del área protegida se localizan hábitats protegidos por la Directiva Hábitats y poco frecuentes en la UE como son alisedas ibéricas, megaforbios esciófilos, hayedos acidófilos navarros, los prados acidófilos montanos, formaciones herbáceas con cervuno, turberas altas activas o brezales oromediterráneos endémicos. Sin olvidar que estos territorios acogen una rica y exclusiva biodiversidad que supone una joya del patrimonio natural europeo. Por ejemplo, justo donde se proyecta realizar el hueco minero, y en pleno corazón del espacio protegido, habitan cinco de las siete especies de pájaros carpinteros ibéricos, contando con especies forestales tan singulares como el pito negro y el pico dorsiblanco, especie declarada en peligro de extinción y cuyos mejores territorios de cría peninsulares se centran en el Pirineo navarro.

 

Este vídeo realizado por la reportera Cristina Yuste para Efeverde explica el conflicto abierto por la minería en el Pirineo navarro

 

También hay que destacar las siete especies de murciélagos forestales cuyos contingentes deben ser protegidos por Ley, aves rapaces como el quebrantahuesos y el milano real, también catalogados como en peligro de extinción, fauna ligada a los cursos de agua de montaña como el martín pescador, el mirlo acuático, el desmán de los Pirineos o el visón europeo e invertebrados endémicos y amenazados, como algunas especies de escarabajos.

 

Apoyo desde todos los ámbitos

 

Un buen número de sociedades científicas y expertos de reputado prestigio, que representan a diversas instituciones y universidades, junto con SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, opinan que los proyectos mineros planteados y promovidos por el Gobierno de Navarra son incompatibles con la conservación de esta rica biodiversidad.

 

Es por esto que SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, con el apoyo institucional de las organizaciones englobadas en BirdLife Internacional, que representan a más de dos millones de ciudadanos europeos, han elevado una queja a la Comisión europea denunciando la reiterada violación de las Directivas europeas, de obligado cumplimiento para todos los Estados Miembros, por parte del Gobierno de Navarra. Las citadas organizaciones, pertenecientes a BirdLife Internacional, en un escrito dirigido a la presidenta del Gobierno de Navarra, solicitan que frenen los intentos de explotación industrial de la Red Natura 2000 y hacen hincapié en las obligaciones derivadas de los compromisos europeos adquiridos en la defensa, buena gestión y conservación de los territorios protegidos que quedan bajo su jurisdicción y que cobijan a un buen número de hábitats prioritarios para Europa y especies en peligro de extinción, únicas en el continente.

 

La queja presentada ante la Comisión Europea se irá ampliando conforme se vayan dictando resoluciones administrativas o judiciales que puedan seguir vulnerando el derecho comunitario. Además se incluirán las resoluciones del Tribunal de Justicia de Navarra, que hasta el momento está dando más peso a los argumentos económicos y las supuestas promesas de puestos de trabajo alegadas por MAGNA, S.A., que a la legislación medioambiental europea. Y aunque son muy pocos los casos en los que se han llevado resoluciones de los Tribunales de Justicia españoles ante la Comisión, no se descarta esta posibilidad, si se siguen anteponiendo intereses y normas de menor rango al derecho comunitario de obligado cumplimiento.

 

Por otra parte, hay que recordar que SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide mantienen abierto un contencioso ante el Tribunal de Justicia de Navarra por la aprobación de este proyecto minero promovido por la empresa Magnesitas de Navarra, S.A. en la Zona de Especial Conservación Monte Alduide (Zilbeti, valle de Erro). Este proyecto minero debía contar con las autorizaciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), ya que afectaba en gran medida a diversos cauces fluviales y al dominio público hidráulico. Finalmente y tras numerosos trámites administrativos y recursos presentados ante la CHE por SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, se concedieron las autorizaciones ambientales. Las restricciones medioambientales y los plazos impuestos por la Confederación son tan restrictivos que hacen prácticamente inviable la puesta en marcha de la explotación, máxime cuando los plazos para la realización de algunos sondeos, captaciones, derivaciones o remodelación de infraestructuras ya han caducado. Esto significa que de continuar con la intención de iniciar la explotación, el proyecto debería someterse de nuevo al procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

 

Ante estas circunstancias, el Ejecutivo navarro, lejos de adoptar una posición más reflexiva y prudente, continua autorizando nuevas explotaciones y aprobando el inicio de nuevos sondeos de investigación minera, dentro de la misma área protegida de la Red Natura 2000, en la Zona de Especial Conservación Monte Alduide, y como antesala al inicio de una mina de sílice a cielo abierto en Mendiaundi (Aurizberri – Espinal, Erro).

 

SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide no se oponen a que Magnesitas de Navarra, S.A. o cualquier otra empresa minera exploten los recursos mineros existentes en Navarra, pero exigirán ante los tribunales y ante la Comisión Europea que los aprovechamientos mineros se realicen dentro del estricto cumplimiento de la legalidad, fuera de áreas protegidas, como la Red Natura 2000, y teniendo en cuanta la prevalencia de la legislación europea ante las normas legales españolas.

 

En numerosas ocasiones, desde el Gobierno de Navarra y por parte de MAGNA, S.A. se ha argumentado en los medios de comunicación que la única manera de asegurar los puestos de trabajo y los sueldos de los trabajadores de la mina de Azkarate pasaba por la apertura de una explotación minera en esta Zona de Especial Conservación Monte Alduide (Zilbeti, valle de Erro). Independientemente de que se hayan utilizado argumentos fundamentados en la delicada situación económica y laboral actual, es necesario destacar que el futuro de la empresa minera y de sus trabajadores en Navarra, está asegurado al menos durante 20 años más, pues ya ha sido probado que existen importantes reservas de mineral en la actual mina de Azkarate, lo que dará lugar a que continúen los trabajos de la fábrica de MAGNA en Zubiri. Por lo tanto, a la luz de esta información veraz y contrastada, es necesario recordar que existe una alternativa viable y rentable, y que era perfectamente conocida por la administración navarra, por lo que debe ser contemplada como una alternativa a la destrucción de estos importantes valores de la Red Natura 2000.

 

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO