Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

¿Hay más pardelas baleares de lo que pensábamos?

La pardela balear se considera la especie marina más amenazada de Europa. En este momento del año, el grueso de su población regresa del Atlántico, tras finalizar su reproducción, y está entrando al Mediterráneo para pasar el invierno. A lo largo de los próximos cuatro meses se concentrará la mayor parte de la población en aguas del Levante ibérico. Se trata de un buen momento para recordar una comunicación científica en la que han participado cuatro técnicos de SEO/BirdLife. Este estudio sugiere que la población global podría ser mayor de lo que se creía, unos 25.000 ejemplares.

 

Pardelas baleares concentradas en aguas del litoral catalán durante el invierno ©Pep Arcos-SEO/BirdLife

 

La pardela balear (Puffinus mauretanicus) se considera el ave marina más amenazada de Europa, al estar catalogada como En Peligro Crítico según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Esta catalogación se realizó con motivo de la revisión del Libro Rojo de las Aves de España (SEO/BirdLife, 2004), y se basa principalmente en una probabilidad de extinción de poco más de 40 años (menos de tres generaciones). Esta probabilidad tenía en cuenta el alarmante declive detectado en las colonias de cría -que se reducirían en un 7% anual- y el tamaño poblacional de esta pardela endémica del archipiélago balear, estimado en unas 2.000 parejas reproductoras.

 

Mejora esperanzadora

Sin embargo, existe información actualizada que aporta brotes de esperanza para la especie. Por un lado, la población reproductora recientemente ha sido revisada por la Conselleria de Medi Ambient de las Islas Baleares, y se ha establecido en 3.193 parejas. Esta nueva estima se basa en un mejor esfuerzo de prospección de algunas colonias y, sobre todo, en nuevas asunciones al hacer extrapolaciones en zonas de difícil acceso; no hay que olvidar que la especie cría en islotes y acantilados inaccesibles, y que por tanto las estimas del número de parejas a menudo pueden ser indirectas. En ningún caso se debe a un aumento poblacional, ya que todo apunta a que la tendencia sigue siendo negativa.

 

Por otro lado, un estudio reciente en el que colaboran 11 investigadores españoles, publicado en los Proceedings of the 13º Simposium Medmaravis Pan-Mediterranean, arroja estimas globales que sugieren una población aún mayor de lo que se creía.

 

Pardela balear durane su entrada al mar Mediterráneo en época migratoria © Pep Arcos-SEO/BirdLife

Dos metodologías, un mismo resultado

El estudio aporta los resultados de dos aproximaciones distintas, ambas dirigidas a estimar la población global de pardela balear fuera de las zonas de cría. La primera aproximación, realizada por técnicos de SEO/BirdLife, se basa en censos mediante transectos a lo largo de toda la plataforma ibérica Mediterránea, aprovechando una campaña oceanográfica del IEO que cubre esta zona a finales de otoño (datos de 2003 a 2005), cuando el grueso de la población de pardela balear se encuentra en la región. La otra aproximación, coordinada por técnicos del Programa Migres, se basa en el conteo de aves desde tierra firme en el estrecho de Gibraltar entre mediados de mayo y mediados de julio (2007-2010). En esta época la mayoría de las aves sale al Atlántico, una vez concluida la reproducción.

 

En ambos casos las estimas son concordantes, y se acercarían a los 25.000 ejemplares. Sin embargo, esta cifra no concuerda con los datos de población reproductora. Efectivamente, un modelo demográfico presentado en el mismo estudio indica que, aceptando una población reproductora de 3.193 parejas, la población global no debería superar los 15.000 ejemplares. Por ello, los investigadores de SEO/BirdLife sugieren que la población reproductora en Baleares podría estar infraestimada, aunque serán necesarios nuevos esfuerzos para corroborar este punto.

 

Implicaciones para la conservación

José Manuel Arcos, coordinador del programa marino de SEO/BirdLife y uno de los autores del estudio matiza: “Pese a la buena noticia de que la población podría ser mayor de lo esperado, esto sólo serviría para ganar un poco de tiempo antes de la extinción. En efecto, con la nueva información la previsión de extinción se alargaría hasta unos 75 años, de acuerdo a un modelo desarrollado por el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA–CSIC/UIB). De ser así, la especie debería seguir catalogada como En Peligro Crítico. Para corroborarlo, es vital actualizar la información demográfica sobre la especie, para lo que es necesario reforzar los trabajos de seguimiento en las colonias de cría”.

 

No en vano, SEO/BirdLife sigue muy pendiente en lo relativo al seguimiento y conservación de esta ave marina. Es la organización científica y conservacionista que coordina el Plan de Acción Internacional para la Conservación de la Pardela Balear, que ha sido actualizado en 2011. El plan identifica dos causas principales para el declive de la especie: las capturas accidentales en artes de pesca y la depredación de aves reproductoras por parte de mamíferos introducidos en las colonias (gatos, ratas y otros). Establece necesario evaluar detalladamente la incidencia de estas amenazas y buscar medidas de mitigación de las mismas. Al mismo tiempo, define otras medidas de actuación necesarias, entre ellas un buen programa de seguimiento en el mar y en las colonias, que permita evaluar adecuadamente la eficacia de las distintas medidas de conservación. SEO/BirdLife es también “guardiana” de la especie en el ámbito de BirdLife, y participa activamente en varios convenios internacionales que identifican a la pardela balear como especie prioritaria, entre ellos el Acuerdo sobre la Conservación de Albatros y Petreles (ACAP).


Las aves marinas son uno de los grupos más amenazados a nivel mundial. Para reclamar la atención sobre la necesidad de conservarlas, SEO/BirdLife ha declarado Ave del Año 2013 a una especie cercana a la pardela balear. Se trata de la pardela cenicienta (Calonectris diomedea). Toda la información sobre esta especie emblemática puedes encontrarla en este enlace:

Pardela cenicienta: AVE DEL AÑO 2013
 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Aves amenazadas, Noticias, Noticias Pagina Inicio y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.