Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Por fin, 60 años de anillamiento en España en una herramienta web

El anillamiento científico de aves entra en el siglo XXI gracias a la nueva aplicación informática puesta en marcha por SEO/BirdLife, www.anillamientoseo.org. Millones de datos acumulados por los ornitólogos durante décadas están ya a disposición de la comunidad científica y de los ciudadanos para estimular el estudio de la avifauna y los ecosistemas y para contribuir a la difusión de este conocimiento de gran valor.

 

 

SEO/BirdLife ha firmado un convenio con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) por el cual se le cede la gestión del anillamiento con remite “ICONA-Ministerio de Medio Ambiente”. Esto implica que SEO/BirdLife gestionará el envío de anillas a los anilladores avalados por cualquiera de las entidades científicas y comunidades autónomas reconocidas por el Ministerio y recopilará los datos generados con los anillamientos y las recuperaciones de aves. SEO/BirdLife será además el contacto con el resto de oficinas de anillamiento europeas que son coordinadas por Euring (European Union for Bird Ringing).

Para gestionar y mostrar al público toda esta información se ha creado una web pionera en Europa (www.anillamientoseo.org) que permite por primera vez consultar on line el banco histórico de datos acumulado durante más de seis décadas. Este ingente archivo aglutina más de siete millones de datos de anillamiento y 400.000 de recuperaciones de ejemplares marcados. Esta novedosa aplicación creada por SEO/BirdLife, y que ha sido desarrollada con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, permite numerosas aplicaciones:

 

– Consultar contenidos en forma de tablas, gráficos y mapas. La incorporación de datos es permanente y cada día cambian sus informes. La información se puede buscar a través de filtros de edad, sexo, años, épocas, comunidades o provincias. Se pretende así que sea una herramienta para técnicos, ornitólogos, anilladores y publicaciones científicas que necesiten información sobre aves. A su vez, se busca que el acceso a estos datos revierta en la conservación de las aves, además de incentivar a los anilladores para que continúen con su actividad.

– Realizar comunicados de recuperaciones. Se trata de un recurso para el público en general, que puede encontrar un ave anillada herida o muerta en sus paseos por el campo. Además, los anilladores seguirán incorporando esta información junto con sus anillamientos ya informatizados.

– Pedir y gestionar datos. La decisión de facilitar datos la tomarán conjuntamente las entidades avaladoras de anilladores (SEO/BirdLife, ICO, GOB y Estación Biológica de Doñana) y el MAGRAMA en representación de toda la información facilitada por las comunidades autónomas. Con esta opción se pretende compartir la cesión de la información de este banco de datos con las citadas entidades avaladoras.

 

 

Próximas mejoras

En un futuro próximo se ampliará la web. El objetivo es que cada grupo/anillador pueda tener acceso a su almacén de anillas (movimientos de entregas, devoluciones, traspasos, etc.), consultar sus anillamientos, ver el estado de trámite de cada recuperación realizado por cada anillador y añadir algunas mejoras para los informes disponibles actualmente. Además, cada persona que comunique una recuperación de una anilla podrá visualizar en esa aplicación el viaje del ave que ha originado su comunicación.

¿Qué es el anillamiento?

Es una técnica de marcaje para el estudio de aves silvestres que consiste en la colocación de una anilla metálica, habitualmente de aluminio, en la pata de un ave viva. Esta anilla lleva impresa un remite, que identifica la oficina de anillamiento donde se centralizan los datos, y un código alfanumérico único que permite individualizar al ave e identificarla en posteriores recuperaciones. En España actualmente hay unos 1.000 anilladores de aves avalados para realizar esa actividad. Unos 650 de ellos pertenecen a SEO/Birdlife y el resto son de otras organizaciones. Cada año se marcan en España unas 400.000 aves silvestres.

 

Los orígenes del anillamiento

Los primeros programas de anillamiento se iniciaron en 1909. Arthur Landsborough Thomson, en Aberdeen, Escocia, y Harry Witherby, en Inglaterra, fueron sus pioneros, aunque con anterioridad se habían realizado pruebas de carácter individual en Dinamarca y Alemania.

En España, los primeros anillamientos puntuales se llevaron a cabo desde los años 30 por algunos naturalistas e instituciones diversas. Fueron los biólogos Francisco Bernis y José Antonio Valverde, fundadores de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) en 1954, los precursores del anillamiento científico a gran escala. Llevaron a cabo campañas o “expediciones” de anillamiento en Doñana en la década de los 50. Seguidamente, dentro de SEO se creó en 1957 el Centro de Migración de Aves, grupo de trabajo que comenzó a organizar, coordinar y gestionar el anillamiento de aves en España. Por ello, Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, remarca: “El anillamiento está en el ADN de nuestra organización”.

¿Para qué sirve?

El anillamiento científico de aves comenzó a practicarse hace más de un siglo como una forma de conocer la procedencia de las aves que pasaban parte de su vida en Europa. Con el tiempo se convirtió en una herramienta muy utilizada para investigar diversos aspectos de la biología de las aves silvestres, como cuántos años viven, cuánto pesan, qué diferencias hay entre machos y hembras, la relación de la migración con el clima o cómo varían los tamaños poblacionales entre años.

Gracias a la individualización de los ejemplares es posible estudiar esos aspectos de la vida de las aves que no se pueden conocer con otros métodos de estudio. Todo ello permite contribuir a su conservación.

Nuevas tecnologías complementarias

Las modernas técnicas de marcaje de aves con emisores por satélite permiten obtener datos que no ofrece el anillamiento tradicional, como el seguimiento continuo de las rutas de un ave. Sin embargo, también tienen limitaciones, como la duración de las baterías, que duran como mucho cinco años. Además, el alto coste de los sistemas de marcaje por satélite hace que sólo puedan usarse en un número pequeño de individuos, mientras que las anillas permiten marcar a gran cantidad de ellos y realizar estudios de grandes poblaciones.

 

Anillamiento de un zorzal. ©SEO/BirdLife

 

“Ambos sistemas son complementarios y ninguno puede sustituir al otro. El método tradicional de anillamiento ha sido hasta ahora es el más eficaz y el más económico para la individualización de las aves a gran escala. Ha permitido conocer muchos aspectos sobre la biología y la migración en diversas especies de aves. En cambio, las tecnologías por satélite están revelando una información clave sobre las áreas de invernada y las rutas migratorias de las especies equipadas, como puede verse en la página web migraciondeaves.org”, explica Juan Carlos del Moral, coordinador de área de Seguimiento de SEO/BirdLife.

 

www.anillamientoseo.org

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Noticias, Noticias Pagina Inicio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.