Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

La mayor organización de conservación del planeta apuesta “Por la naturaleza y las personas”

SEO/BirdLife ha participado en el Congreso Mundial de BirdLife International, la mayor red de organizaciones de conservación del mundo, que agrupa a representantes de 121 países con 13 millones de socios y seguidores. Una de cada ocho especies de aves está en extinción, pero protegerlas es posible y ayuda a mejorar la naturaleza en general y el bienestar humano, según las conclusiones del encuentro internacional celebrado en Canadá.

 

“Por la naturaleza y las personas” es el lema recién acuñado por la organización líder en la conservación de las aves en el mundo: BirdLife. El Congreso Mundial celebrado en Ottawa (Canadá) ha reunido a 400 expertos de 121 países, entre ellos el equipo directivo de SEO/BirdLife, y ha servido para hacer público el estado de las aves a escala planetaria y las principales acciones emprendidas para su conservación. Se lanzó a su vez la estrategia de la organización para 2020, en la que destaca como novedad un programa sobre participación social centrado en la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible a través de la conservación de la naturaleza.

 

SEO/BirdLife, que ostenta la representación de BirdLife en España, ha participado activamente en los numerosos foros que han tenido lugar estos días en la ciudad canadiense, haciendo especial hincapié en el papel de nuestro país como destino de turismo de naturaleza y ornitológico. También resaltó una meta: conseguir que Marruecos entre dentro de la red BirdLife con un representante oficial.

SEO/BirdLife abrió hace años una línea de cooperación con otros países, en la que destaca el trabajo realizado a lo largo de 12 años con instituciones y expertos marroquíes con el fin de conseguir la implantación de BirdLife en este país.

El presidente de SEO/BirdLife, Eduardo de Juana, y la directora ejecutiva, Asun Ruiz (izda), saludan a la princesa Takamado de Japón, presidenta de honor de BirdLife International, durante la celebración del Congreso Mundial de Ottawa. ©SEO/BirdLife

 

Finalmente, este congreso ha servido para dar la bienvenida a Grepom (Grupo para la Investigación y la Protección de las aves en Marruecos), gracias a las gestiones estratégicas lideradas por SEO/BirdLife. La labor de la ong española en materia de cooperación se ha centrado este tiempo también en Bolivia, República Dominicana, Haití, Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil. Por todo ello su labor internacional fue reconocida en 2008 con el galardón al Socio Europeo con una contribución conservacionista más destacada. En el Congreso de Ottawa, BirdLife International ha reconocido también con una mención a Armonía, la asociación partner de Bolivia, a la que SEO/BirdLife apoya desde hace años para mantener un programa de voluntariado ambiental en el país andino.

 

En ese sentido, Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, asegura: “Nos sentimos satisfechos de haber contribuido a la incorporación de Grepom a BirdLife International, lo que supone un paso adelante para la protección del medio ambiente y el fortalecimiento de la sociedad civil en Marruecos. En un momento en el que el Estado español está reduciendo su aportación a la cooperación internacional hay que señalar que SEO/BirdLife no va a renunciar a su compromiso y seguirá cooperando para extender las políticas de conservación y desarrollo humano en otros países”.

Estado de las aves del mundo

BirdLife presentó en el Congreso de Ottawa el Estado de las Aves en el Mundo, un informe sobre el estado de las más de 10.000 especies de aves conocidas, que lanza un dato -una de cada ocho especies de aves del planeta está en riesgo de extinción- y una idea crucial: invertir en medidas de conservación es efectivo.

Y se demuestra con hechos: BirdLife ha conseguido reducir o estabilizar las amenazas que pesan sobre 115 especies de aves en peligro crítico, el 60% de todas las que se encuentran en el umbral de la supervivencia. Así lo revela otro informe presentado en Ottawa centrado en las aves con mayor riesgo de desaparición, los factores causantes de su declive y las innovadoras acciones emprendidas por BirdLife dentro de su Programa para la Prevención de Extinciones. De estas 115 especies, un 80% se han visto claramente beneficiadas, un 63% experimentan desde entonces un declive más lento y un 20% ha mejorado su estatus.

Europa y Asia Central son las regiones en las que se encuentra el 66% de las aves amenazadas y donde más acciones de conservación se han emprendido. Entre ellas están campañas de concienciación pública y medidas de conservación sobre el terreno, con resultados directos de reducción de las amenazas. Desde 2008 la red de ONG pertenecientes a BirdLife ha establecido áreas protegidas para más de una tercera parte de estas 115 especies.

 

“Con medidas y recursos las aves pueden salvarse. Especies como el petrel de Madeira o el halcón sacre han respondido bien a las acciones de las organizaciones de BirdLife, con la ayuda de gobiernos, voluntarios y empresas”, señala Willem Van Den Bossche, coordinador de Conservación de la Naturaleza de BirdLife Europa.

 

Las principales amenazas para las aves en Europa incluyen la pérdida de hábitats o su degradación por la agricultura intensiva y el uso de venenos. Durante el Congreso de BirdLife ha quedado claro que proteger las aves sirve también para mejorar la naturaleza en su conjunto y el bienestar de las personas. “Las aves son un excelente indicador sobre la calidad ambiental de un territorio y, por ello, el buen estado de las poblaciones silvestres indica la existencia de un entorno bien conservado y útil para la prosperidad humana”, asegura Eduardo de Juana, presidente de SEO/BirdLife.

 

En el mismo sentido se expresó Julia Marton-Lefèvre, directora general de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), quien destacó el trabajo que BirdLife ha llevado a cabo para inventariar en todo el mundo las Important Bird and Biodiversity Areas (Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad) o IBA, lo que ha servido para catalogar las zonas con más valor natural del planeta, contribuyendo al desarrollo de las estrategias internacionales de conservación de la biodiversidad.

 

El congreso de BirdLife ha servido para compartir numerosas experiencias e ideas. Los distintos foros recogieron testimonios de algunas de las voces con más peso ecoestratégico del mundo en torno a la conservación de la naturaleza, de sus hábitats y de sus aves. Además, representantes del mundo empresarial y político también se dieron cita para dar su apoyo y recoger propuestas de estos conservacionistas de 121 países que, con un nuevo logo, una nueva imagen y un nuevo lema, han querido lanzar la idea de que trabajan por la vida en armonía entre la naturaleza y los seres humanos.

 

 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Noticias, Noticias Pagina Inicio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.