Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Se desvelan los secretos de la migración del águila calzada

 

• Gracias a la información suministrada por 10 aves marcadas por SEO/BirdLife y la Junta de Extremadura con emisores satélite en Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid

 

• Los primeros resultados ya se han publicado en la prestigiosa revista británica Bird Study

 

• Sigue sus movimientos en las áreas de cría en www.migraciondeaves.org

 

 

Por tercer año consecutivo SEO/BirdLife sigue la migración de las águilas calzadas con el fin de descubrir en detalle las rutas migratorias que emplean en sus viajes y en qué zonas de África pasan el invierno. El seguimiento forma parte del programa Migra, que funciona desde 2011 con la colaboración de la Fundación Iberdrola.

 

 

Esta primavera siete águilas calzadas con emisores activos han regresado a España a lo largo de abril. Con la información del primer año de trabajo se han publicado los primeros resultados del seguimiento en Bird Study, una prestigiosa revista científica internacional dedicada al estudio de las aves.

Aguila calzada con emisor satélite ©_SEOBirdLife

 

Conocer dónde migran e invernan nuestras aves permitirá detectar posibles problemas de conservación en el Sahel y en las áreas de paso en el norte de África, algo fundamental para poder conservar las poblaciones reproductoras de esta rapaz en España.

 

 

 

¿Dónde invernan y por dónde migran?

Las águilas calzadas abandonan sus zonas de cría a mediados de septiembre, y tras unos 25 días de viaje llegan a sus áreas de invernada a mediados de octubre. Invernan en el África subsahariana, en concreto en Guinea, Mali, Mauritania, Níger y Nigeria. Pasan todo el invierno en una única zona a unos 2.800-3.500 kilómetros de sus nidos.

 

A mediados de marzo dejan las zonas de invernada en África y tras un viaje de un mes regresan a los mismos nidos que habían utilizado en el año anterior. La migración primaveral de regreso a España es más lenta que su migración otoñal y la realizan siguiendo rutas más occidentales, lo que se conoce como migración “en lazo”. En el invierno siguiente migran de nuevo a las mismas zonas de invernada.

 

Según los datos obtenidos, las águilas calzadas viajan una media de 200 kilómetros al día. Durante sus migraciones, a veces pueden realizar paradas incluso de varias semanas en un lugar intermedio entre las zonas de cría y de invernada. Como era esperable en una rapaz planeadora sólo viaja durante el día.

 

Tanto en primavera como en otoño las aves cruzan del continente europeo al africano por el estrecho de Gibraltar, dado que las aves planeadoras no pueden volar grandes distancias sobre mar abierto. Por ello siempre buscan como lugares de paso las zonas que impliquen menos distancia de vuelo sobre el mar. Varias aves pasaron algunos días sin poder cruzar el estrecho de Gibraltar, lo que demuestra la importancia y limitaciones que implica el cruce de áreas de mar abierto para las aves planeadoras.

 

 

Rutas seguidas por la águilas calzadas

 

Seguimiento por satélite

Obtener estos resultados ha sido posible gracias al marcado de las aves con emisores satélite. Se trata de unos aparatos de unos 20 gramos de peso que, dispuestos en la espalda del ave a modo de mochila, permiten determinar la posición de cada individuo varias veces al día. Las localizaciones se reciben prácticamente en tiempo real a través de Internet, por lo que diariamente podemos saber dónde se encuentra cada ejemplar.

 

A lo largo de esta primavera SEO/BirdLife continuará marcando más águilas calzadas en Cádiz, Jaén, León, Navarra y Murcia con el fin de saber si las poblaciones de las distintas zonas peninsulares siguen la misma estrategia migratoria.

 

 

Programa Migra

El novedoso programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Con esta tecnología se podrán conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año.

www.migraciondeaves.org

Artículo publicado en la revista Bird Study

 

 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Aves amenazadas, Migración de aves, Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.