Legislación Nacional: LÍNEAS ELÉCTRICAS

El Real Decreto 1432/2008 protege a las aves frente a la colisión y la electrocución

En el transcurso de los últimos años, una de las principales demandas de SEO/BirdLife, dentro de las campañas realizadas sobre de tendidos eléctricos y aves, ha sido que el Estado aprobara de manera urgente de una normativa estatal sobre medidas electro-técnicas para proteger a la avifauna a nivel nacional. Esta normativa estatal básica vio la luz en 2008, mediante la publicación de un Real Decreto. 

El  Real Decreto sobre la materia, de aplicación en todo el Estado, es fundamental para evitar que se instalen más tendidos de diseño peligroso en las áreas más sensibles para las aves. Además, permitiría una mayor dotación económica para la corrección urgente de líneas eléctricas que están aniquilando a diario multitud de aves protegidas teóricamente por la ley. Esta normativa también es necesaria para que las legislaciones autonómicas tengan unos mínimos comunes, situación que no se produce en la actualidad, y que provocará la adaptación de algunas normativas regionales a los mínimos requerimientos técnicos a los que la nueva ley obliga. El Real Decreto también obligará a la mitad de las comunidades autónomas a tener en cuenta a las aves a la hora de instalar y corregir líneas eléctricas, pues hasta la fecha muchas de ellas no habían considerado de ninguna manera la protección de las aves de estas infraestructuras.

La corrección de líneas eléctricas peligrosas está cofinanciada en un 70% por fondos europeos, pero para disponer de ellos el primer paso es que cada comunidad autónoma los identifique y luego el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAAMA) los solicite.

El Real Decreto obliga a que las líneas eléctricas, de nueva construcción y las ya existentes, cumplan las normas técnicas que reduzcan los riesgos de electrocución y colisión para la avifauna, por lo que los tendidos que no las cumplan deben modificarse.

Esta norma, será de aplicación en todas las ZEPA, las zonas definidas por los planes de recuperación y conservación de especies catalogadas y en las áreas prioritarias de éstas (presencia regular durante los últimos tres años) utilizadas para reproducción, alimentación, dispersión y de concentración local, es decir en las denominadas ZONAS DE PROTECCIÓN. Las medidas, financiadas en gran parte por el Estado, se centrarán en la corrección de apoyos para evitar la electrocución, y en prohibir la instalación de nuevos tendidos de diseño peligroso.

Sin embargo, el Real Decreto no impide que se instalen líneas peligrosas fuera de las llamadas “zonas de protección”, y además prácticamente ignora el problema de la colisión de las aves contra el cableado. Así, las medidas anti-colisión serán voluntarias para los titulares de las líneas, y solo existirá cierta obligatoriedad para los tendidos de nueva construcción. Pero estas medidas, como mucho, contemplan simplemente la instalación de balizas salvapájaros, que no resuleven hasta el momento de forma eficaz el problema, sin que el enterramiento o el desvío de las líneas peligrosas existentes se considere para nada, a pesar de su innegable necesidad. Por tanto, el texto legal deberá ser mejorado para que los tendidos dejen de ser una grave amenaza para las especies más emblemáticas de la avifauna española. 

Noticias Relacionadas
X