Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

El Grupo local SEO-Burgos localiza 12 avutardas muertas bajo un tendido eléctrico en la zona de Castrojeriz

A principios del mes de abril, el grupo ornitológico de la Sociedad Española de Ornitología, SEO_Burgos, descubrió 12 avutardas bajo del tendido eléctrico de evacuación del parque eólico de Villasilos, muy cerca del arroyo Padillas. La mayoría de ellas presentaban graves heridas causadas por el choque con los cables. Tras dar parte al SEPRONA, los miembros del grupo pudieron averiguar que no era la primera vez que ocurría un suceso tan lamentable, siendo probablemente de 40 a 60 la cifra de ejemplares muertos de esta especie en peligro de extinción.

Según los censos invernales realizados en la zona, la población de avutardas se estimaba en unos 260 individuos, en los cuales se incluyen ejemplares no reproductores procedentes de otros puntos. Se trata del área más importante para la especie en Burgos, por la que en un momento u otro pasan prácticamente todas las de la provincia. También es la mejor zona de sisón, otra especie que sufre una grave disminución de sus poblaciones, con un número estimado de 174 ejemplares en Burgos, de los que 40-50 estarían en esta zona. Otra ave prácticamente extinta en Burgos, la ganga ortega, también encuentra aquí uno de sus últimos refugios.

Grandes aves
Las avutardas son las aves voladoras más pesadas que existen, pudiendo alcanzar los machos un peso de 12 a 14 kg. Pocas veces levantan el vuelo, prefiriendo desplazarse a pié por las llanuras cerealistas que habitan. Cuando lo hacen, ya sea para buscar alimento o nuevos territorios de cría, o bien alarmadas por algún peligro potencial, vuelan con batidos poderosos, aunque dado su tamaño no son especialmente ágiles en el aire.

A la vista de estos datos, que muestran que un solo tendido puede ser responsable de la muerte de la cuarta parte de las avutardas de la provincia, se revela la imperiosa necesidad de corregirlo, pero no sólo colocando espirales o “salvapájaros” en los cables, que se han demostrado por varios estudios de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) como insuficientes y poco efectivos, sino soterrando la línea, al menos en el tramo más conflictivo.

En opinión del grupo local SEO_Burgos, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de este tendido, que recoge la energía eléctrica procedente de 11 parques eólicos de la provincia de Burgos, adolece de falta de información precisa sobre la realidad de la zona, pues ni siquiera previó la señalización.

Se hace imprescindible que la administración exija a los promotores eólicos el cumplimiento de los condicionantes de estas DIA, sobre todo en lo relativo a los Programas de Vigilancia Ambiental. Además, de su detallado estudio, se podrían minimizar y corregir muchos episodios de siniestralidad, algo que en la actualidad no se está haciendo. Asimismo, las graves consecuencias ocasionadas por el tendido exigen, una vez rectificada la línea, la adopción de medidas recuperadoras y compensatorias en la zona afectada.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.